Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2011 12:00:00 AM

Absuelto Miguel Ángel Beltrán

La de este profesor es la primera acusación judicial que se cae por cuenta de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia, que declaró ilegales las pruebas provenientes de los PC de ‘Raúl Reyes’.

Tras dos años de permanecer tras las rejas, acusado de rebelión y concierto para delinquir, fue ordenada la excarcelación del docente Miguel Ángel Beltrán, a quien las autoridades colombianas señalaban como ‘Jaime Cienfuegos’ y miembro del Frente Internacional de las FARC.
 
Beltrán, graduado en licenciatura en Ciencias de la Educación con especialidad en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital, y en Sociología en la Universidad Nacional de Colombia, antes de ser detenido fue profesor en universidades en Colombia, y se encontraba en México con el ánimo de adelantar estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
En mayo del 2009, Beltrán fue deportado desde México en una operación conjunta con las autoridades colombianas y capturado a su llegada al aeropuerto de Bogotá. La Fiscalía y la Procuraduría habían solicitado su condena basados en supuestas comunicaciones del acusado con el abatido cabecilla de las FARC alias ‘Raúl Reyes’.
 
Según dijo en su momento el director de la Policía General, Óscar Naranjo, Beltrán era "muy cercano y asesor de 'Raúl Reyes'"
 
La juez cuarta Especializada de Bogotá determinó que no había suficiente material probatorio para condenar a Beltrán, basada en una reciente jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia que declaró ilegal cualquier prueba proveniente de los computadores de ‘Reyes’. Así las cosas, procedió a ordenar la libertad del acusado previo pago de 10 salarios mínimos.
 
“Triunfó la verdad, el pensamiento crítico no es terrorismo. Fueron dos años duros”, fueron las primeras palabras a la prensa pronunciadas por Beltrán tras conocer el fallo, cuya argumentación completa se dará a conocer en audiencia el próximo 8 de junio.
 
Testimonio a favor 
Un ciudadano mexicano que colaboró con los organismos de inteligencia colombianos en su país declaró ante un organismo internacional que el Beltrán no pertenece a las FARC.
 
Según reveló Noticias Uno, el testigo había afirmado recientemente ante la oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en México que el colombiano Miguel Ángel Beltrán no es integrante del Frente Internacional de ese grupo guerrillero.
 
Pese a que eso fue lo que le informó en su momento al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), cuerpo de seguridad para el que trabajaba, al extranjero -cuyo nombre se mantiene en reserva – se le respondió que “Beltrán era uno de los mayores trofeos de los gobiernos de Colombia y México”.
 
El noticiero aseguró que el testigo se preparó en la Escuela Superior de Guerra de Bogotá y trabajó, según su declaración, bajo las órdenes del excoordinador de operaciones del DAS Fabio Duarte Traslaviña, quien actualmente está detenido.
 
El mexicano afirmó en su declaración que le hizo seguimiento durante varias semanas a Beltrán, así como también a la exsenadora Piedad Córdoba. Según el noticiero, el testigo será tenido en cuenta en los juicios que adelantan por el escándalo de las interceptaciones ilegales del DAS.
 
¿Quién es? 
Es un hombre de 46 años. Un académico neto, de bajo perfil, voz pausada, reflexivo, disciplinado y querido por sus alumnos y compañeros de trabajo. Proviene de una familia humilde de Bogotá. Su padre es un policía jubilado, y su madre, ama de casa.
 
Se le conocía como un simpatizante de la Unión Patriótica y del Partido Comunista, pero nunca como un activista ni vocero de estas organizaciones. Durante los años 90 estuvo en México estudiando una maestría en Flacso y un doctorado en la UNAM, donde al parecer frecuentaba a Marcos Calarcá, miembro de la Comisión Internacional de las FARC.
 
De hecho, en el año 2000 la inteligencia colombiana tomó una foto donde aparece Beltrán con Calarcá, Olga Marín y otro miembro de las FARC, en México. Sin embargo, en ese momento estaba en curso el proceso de paz del Caguán y en México había licencia para que los miembros de esta guerrilla se reunieran con diferentes personalidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.