Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2009 12:00:00 AM

Capturado segundo cabecilla del frente 50 de las Farc

Alias “Wilmer” tendrá que responder por varios delitos como terrorismo, tráfico de armas, huerto calificado, entre otros.

Agentes del CTI de Armenia, con apoyo de efectivos del Ejército, aprehendieron en Bogotá a Hermes Oviedo Trujillo, alias ‘Wilmer’, segundo cabecilla y jefe de finanzas del frente 50 de las Farc, en contra de quien hay varias órdenes de captura, medidas de aseguramiento y una condena, como responsable de los delitos de rebelión, homicidio, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito y secuestro extorsivo.

El sujeto tiene tres medidas de aseguramiento en su contra según procesos adelantados por fiscales especializados de Armenia, de Ibagué y de Derechos Humanos.

Así mismo se determinó que alias ‘Wilmer’ es señalado de participar en la toma de varios municipios, la muerte y secuestro de civiles, policías y militares; en el reclutamiento de menores; en el hurto de ganado, vehículos y otros bienes; el desplazamiento y las amenazas a campesinos, y en extorsiones a comerciantes, transportadores y empresas de chance en el Quindío.

Otros 11 procesos cursan en la Fiscalía, por su presunta responsabilidad en los punibles de terrorismo, tráfico de armas, municiones y explosivos; porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares, hurto calificado y agravado, lesiones personales, daño en bien ajeno y concierto para delinquir.

El capturado fue trasladado a la Cárcel Peñas Blancas de Calarcá (Quindío), donde permanece recluido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.