Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/11/12 00:00

Cerca liberación de García, “ventilador” del DAS

Después de cumplir tres quintas partes de la condena por cohecho, un juez ordenó la liberación del ex director de informática del DAS, Rafael García. Sin embargo, deberá esperar, pues es requerido por la justicia por otro delito.

Rafael García, ex jefe de informática del DAS.

Rafael García, testigo clave de la infiltración del paramilitarismo en la política, quedaría libre tras una orden de libertad condicional emitida por el juzgado sexto de ejecución de penas. La razón: García, el ex jefe de informática del DAS que con sus polémicas confesiones puso a temblar a una buena parte de la clase dirigente y altos funcionarios del Estado, ya cumplió tres de cinco partes de la pena de 11 años, a la que fue condenado por el delito de cohecho al recibir dinero para borrar los nombres de narcotraficantes y paras de archivos judiciales.

La orden de libertad, que fue dada hace tres días por el juez, y que debía cumplirse ayer, deberá esperar para ser cumplida. García, a pesar de haber logrado la rebaja de penas por colaborar con la justicia, estudiar y trabajar dentro del penal, también es requerido por la justicia por el delito de tentativa de extorsión agravada.

Por esta razón, el ex funcionario deberá esperar hasta que la Unidad 16 Contra el Secuestro y Extorsión de la Fiscalía decida si continúa o no con el proceso por este delito. La defensa presentará pruebas con las que pretende demostrar que García ya pagó los perjuicios a los agraviados y, por lo tanto tendría que salir de la cárcel.

No obstante el testigo estrella de la parapolítica deberá pagar 10 salarios mínimos legales y tendrá que colaborar con las investigaciones contra políticos relacionados con paramilitares.

Las versiones de García han enlodado a más de 30 políticos, entre congresistas, alcaldes y gobernadores; también a policías y militares, que según él, fraguaron alianzas con grupos paramilitares. García también aceptó que desde el DAS alteró archivos para favorecer a narcos y paras.

García contó cómo fueron esas alianzas, quiénes están implicados, y cómo alteraron el mapa electoral en la Costa. Pero esta fue solo una parte. También contó a los magistrados de la Corte Suprema cómo dentro del DAS se filtraba información de bases de datos a paramilitares como Jorge 40 para asesinar sindicalistas, que en las elecciones de 2002 hubo fraude en algunos departamentos y que había un plan de desestabilización del gobierno de Hugo Chávez en Venezuela.

En sus versiones quedó atrapado el ex director del DAS, Jorge Noguera a quien señaló de ser una de las fichas de los paramilitares dentro de la entidad. Noguera, a quien la Corte Suprema le anuló el proceso por una falla técnica y la fiscalía tuvo que volver a empezar la investigación, es investigado por sus presuntos vínculos con paramilitares, por fraude electoral y por eliminar los archivos de narcos y paras.

Pero en los testimonios de García también fue mencionado del general (r) Rito Alejo del Río, a quien acusó de servir en el proceso de expansión paramilitar de las AUC. Esta versión fue corroborada en mayo del año pasado por el propio ex jefe paramilitar, Salvatore Mancuso, quien hoy se encuentra extraditado.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.