Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/1/2009 12:00:00 AM

Dos oficiales y un sargento señalados por desaparición en caso de Soacha

Un fiscal de Derechos Humanos y DIH realizará, ante un Juez con funciones de Control de Garantías, las primeras imputaciones en contra de un teniente coronel, un teniente y un sargento viceprimero, retirados del Ejército Nacional, y contra cinco soldados profesionales adscritos al Batallón de Infantería No. 41, investigados por la desaparición de dos jóvenes en Cimitarra (Santander).

Las víctimas, identificadas como Daniel Andrés Pesca Olaya y Eduardo Garzón Páez, salieron de Soacha (Cundinamarca), al sur de Bogotá, el 1º y 4 de marzo de 2008, respectivamente, y fueron reportados como abatidos en combate el día 5 del mismo mes en la vereda El Brasil, zona rural del citado municipio santandereano.

Por estos hechos, la Fiscalía imputará a los hoy procesados los delitos de desaparición forzada, homicidio agravado, peculado y falsedad ideológica en documento público.
Los procesos originados por la muerte de los dos hombres fueron adelantados inicialmente por el Juzgado de Instrucción Penal Militar de San Vicente de Chucurí (Santander).

Posteriormente, mediante las resoluciones 0-5836 y 0-5837 del 25 de septiembre de 2008, suscritas por el Fiscal General, se dispuso que el conocimiento de los casos por desapariciones y homicidios debían quedar bajo la dirección de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

Las audiencias preliminares de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento se llevan a cabo en Cimitarra desde las 10:00 de la mañana.
 
Tomado de www.fiscalia.gov.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?