Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/10/16 00:00

Fin del paro judicial

Tras 44 días de cese de actividades y un ultimátum del gobierno para inicar las sanciones económicas a los funcionarios de la rama que no prestaran el servicio, Asonal levantó el paro. El gobierno dice que sigue en pie estado de Conmoción Interior.

Fabio Hernández, presidente de Asonal Judicial, anunció que el paro terminó. Foto: Juan Carlos Sierra

Los trabajadores de la rama judicial que se mantuvieron en paro durante 44 días, decidieron suspender su protesta, según lo anunció este jueves el presidente de Asonal Judicial, Fabio Hernández.

El dirigente sindical había dicho el miércoles que “después de 43 días de paro se siente fatiga, hay desgaste en algunos compañeros, aún cuando el paro sigue en todo el país. Pero sería conveniente suspender y volver a la reunión definitiva sobre la eventualidad de un nuevo ajuste”.

El gobierno había ofrecido 150 mil millones de pesos para nivelar los salarios de los empleados que consideraban que sus ingresos eran pocos y volverse a reunir en mayo para hacer un nuevo ajuste.
 
Por su parte, Asonal bajó su demanda de 500 mil millones a 250 mil. Aunque no hubo acuerdo, los funcionarios decidieron empezar a trabajar de nuevo, aceptaron la propuesta del gobierno y esperan que en mayo de 2009 se haga un ajuste definitivo y superior al que el gobierno propuso esta semana.

Desde el pasado martes, después de conocerse la propuesta del gobierno, algunos funcionarios la aceptaron y suspendieron el paro. Ese día, el presidente de Asonal Antioquia, Luis Fernando Otálvaro, dijo que con todas las dificultades que se han tenido en el desarrollo de la protesta, la propuesta del Gobierno representa un avance muy significativo para los intereses de los funcionarios de la rama Judicial, pues de los $55 mil millones que inicialmente había presupuestado el Gobierno para nivelar los salarios de la Rama Judicial, terminó ofreciendo $150 mil millones. Además, el Gobierno se comprometió a que en mayo examinará la viabilidad de un nuevo ajuste salarial, y a aplicar el concurso para empleados de manera gradual, lo cual evita despido masivo de funcionarios.

Pero ya la justicia está en mora con cientos de ciudadanos que no han encontrado solución a sus conflictos. Según las autoridades, al finalizar la semana pasada más de 2.700 personas quedaron en libertad debido al cese de actividades de fiscales y jueces en todo el país; 36.986 procesos de tutela no fueron devueltos para su notificación y 120.751 procesos se quedaron estancados. También se dejaron de hacer 25.284 audiencias, incluidas 15.983 de control de garantías.

Ante ese panorama, el Consejo Superior de la Judicatura, había dicho que si los empleados reiniciaban sus labores y se ponían al día con la solución de problemas judiciales, no se les descontarían de sus salarios los días laborados. El últimatúm del gobierno era precisamente este jueves.

Pese a que termina el paro, el ministro del Interior, Fabio Valencia, dijo que se mantiene el estado de conmoción porque fue declarado para solucionar las consecuencias del paro, más no para acaba con la protesta en sí. Y advirtió que para poner al día la justicia con los ciudadanos, de igual manera se necesitará de personal extra, que será nombrado por el gobierno, razón por la cual se declaró la conmoción interior.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.