Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/01/29 00:00

Fiscalía acusa a diez militares por masacre de San José de Apartadó

El ente acusador considera que diez militares de la Brigada XVII son responsables de una de las masacres más brutales y confusas de los últimos años.

Fiscalía acusa a diez militares por masacre de San José de Apartadó

Por posible responsabilidad en la masacre cometida el 21 de febrero de 2005 en San José de Apartadó (Antioquia), la Fiscalía profirió resolución de acusación contra diez militares.

Se trata de Orlando Espinoza Beltrán, teniente coronel; José Fernando Castaño López, mayor; Alejandro Jaramillo Giraldo, teniente; Edgar García Estupiñán, teniente; y los suboficiales Ángel María Padilla Petro, Sabarain Cruz Reina, Henry Agudelo, Guasamayán Ortega, Ricardo Bastidas Candia y Darío José Brago Agámez.

Todos estaban adscritos al Batallón de Infantería No. 47 General Francisco de Paula Vélez, de la Brigada XVII, ubicada en Carepa (Antioquia).

Según la Fiscalía, ellos fueron coautores de los delitos de homicidio en persona protegida, actos de barbarie y concierto para delinquir.

En la época en que ocurrió la masacre, estaba activo el subteniente Jorge Humberto Milanés Vega, hoy retirado del servicio. Él también está acusado por los mismos delitos. Y el capitán Guillermo Armando Gordillo Sánchez se acogió a sentencia anticipada.

Los hechos que tuvo en cuenta la Fiscalía ocurrieron en febrero de 2005 en la vereda Mulatos Alto, corregimiento de San José de Apartadó (Antioquia), y en la vereda La Resbalosa , municipio de Tierra Alta (Córdoba), donde fueron muertos cinco adultos y tres niños de forma brutal. Los niños fueron degollados y los adultos descuartizados.

En dicha masacre fueron asesinados Luis Eduardo Guerra Guerra, su compañera Beyanira Areiza, y su hijo Deyner Andrés Guerra Tuberquia. En La Resbalosa fueron ultimados Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano, su esposa Sandra Milena Muñoz Pozo, y sus hijos Natalia y Santiago, así como el adulto Alejandro Pérez. Todos ellos vinculados a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, organización que se ha declarado neutral frente al conflicto armado desde hace más de una década, y que sin embargo ha sido agredida por paramilitares, guerrilleros y por el propio Ejército.

Según lo establecido por la Fiscalía, “miembros del ‘Bloque Tolová' de las autodefensas que sirvieron de guías a las tropas regulares que desarrollaban la operación “Fénix” incurrieron en los crímenes citados”.

Ante los fiscales de Justicia y Paz por al menos tres paramilitares desmovilizados han confesado su participación en la matanza y han entregado detalles del accionar conjunto de las autodefensas con las tropas de la Brigada XVII.

En este caso durante la instrucción se acogieron a sentencia anticipada Huber Darío Yañez, alias ‘Comandante 21, Joel José Vargas Flórez, alias ‘Pinto', y Jorge Luis Salgado David, miembros de las autodefensas.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.