Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2009 12:00:00 AM

Justicia de EE.UU. pide la máxima pena posible para 'don Berna'

Un Fiscal federal pidió 33 años y siete meses de condena para el ex jefe del Bloque Cacique Nutibara por el delito de narcotráfico. La próxima semana se conocerá la sentencia. Por Ipc.

Un fiscal federal de Estados Unidos le ha pedido al juez que lleva el caso del narcotraficante Diego Fernando Murillo Bejarano, alias don Berna, una sentencia de 405 meses de prisión, equivalentes a 33 años y 7 meses de prisión.

Así quedó consignado en el memorando de sentencia preparado por el fiscal Michael J. García, fechado el 9 de febrero de este año y remitido al juez Richard Berman del Distrito Sur de Nueva York, quien el próximo 24 de febrero deberá dictar sentencia y al cual tuvo acceso la Agencia de Prensa IPC.

“El Gobierno solicita respetuosamente que Murillo sea condenado a 405 meses de prisión, siendo la máxima pena impuesta en Estados Unidos a un ciudadano colombiano según los acuerdos de extradición firmados con Colombia”, indica el documento, “debido a la enorme cantidad de cocaína que importó en los Estados Unidos, así como su posición de liderazgo dentro de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), una organización de terroristas y paramilitares en Colombia”.

De acuerdo con la Fiscalía norteamericana, las Auc supervisaron el transporte de cocaína por vía marítima, a bordo de lanchas rápidas y buques de carga, de Colombia a los Estados Unidos, directamente y través de terceros países como México, República Dominicana y Venezuela.

El 13 de mayo del 2008, Murillo Bejarano fue extraditado a Estados Unidos junto a 13 jefes paramilitares más por decisión del presidente Álvaro Uribe Vélez, tras considerar que a pesar de estar en procesos de justicia y paz como parte de los acuerdos de desarme alcanzados con el Gobierno nacional, seguían delinquiendo desde las prisiones.

Un mes después, alias don Berna, quien lideró entre las Auc los bloques Cacique Nutibara, Héroes de Granada y Héroes de Tolová, se declaró culpable ante la Corte del Distrito Sur de New York de los cargos de narcotráfico y admitió que conspiró a través de las Auc, a la que describió como una organización "militar, política y anti-comunista", para enviar cocaína a los Estados Unidos.

“En términos sencillos, Murillo utilizó una organización terrorista para facilitar la importación de numerosos toneladas métricas de cocaína, por valor de decenas de millones de dólares, en los Estados Unidos”, argumenta el fiscal García. “Y ha sido responsable de la reorientación de las ganancias hacia Colombia. La magnitud de este delito debe ser tratado por la gravedad de la pena impuesta por el Tribunal”.

Además, el memorando de sentencia establece que Murillo Bejarano no presentó evidencia alguna que mostrara de manera efectiva que había finalizado voluntariamente las actividades de narcotráfico mientras estuvo recluido en prisiones colombianas.

Niegan rebaja
En carta fechada el 2 de febrero de 2009, alias don Berna solicitó que se le impusiera la pena mínima que se le puede imputar a un narcotraficante colombiano, que es de 324 meses, es decir, 27 años de prisión, debido, según él, a "las condiciones de sus tres (3) años de reclusión en Colombia" y "los únicos hechos y circunstancias que rodean este crimen”.

Alega el jefe paramilitar que durante los tres años de reclusión en las cárceles colombianas de Cómbita, Boyacá, de máxima seguridad en Antioquia, y La Picota, en Bogotá, vivió en difíciles condiciones de aislamiento: en celdas sin ventanas, escasez de visitas familiares, bajo “temperaturas de congelación", teniendo losas de concreto como camas, cobijas sucias, limitaciones en la alimentación, condiciones insalubres en el comedor, baño de agua fría y una atmósfera general de violencia.

Para verificar las afirmaciones hechas por alias don Berna, el Gobierno norteamericano comisionó al agente especial César Medina de la DEA, quien reportó que en la cárcel de Cómbita las condiciones de reclusión son muy distintas a las descritas por el jefe paramilitar y en su informe consignó que lo que el demandado se describe como "condiciones deplorables, mientras vivió en Cómbita" se contradice con las pruebas.

Además, el fiscal García asevera en su escrito que “Murillo no ha presentado ninguna prueba de las condiciones de Cómbita” y alega que el líder paramilitar tuvo los recursos administrativos a su disposición en virtud de la regulación del sistema penitenciario colombiano y recursos civiles en el marco del sistema judicial nacional.

La Fiscalía también rechaza el argumento de estudio presentado por alias don Berna en los tres años de prisión en Colombia para lograr la mínima condena. El ente acusador precisa que si bien la educación y la formación profesional son, en efecto, consideraciones importantes en la sentencia, estos intereses son tal vez menos convincentes en este caso.

“Murillo, aparentemente, ha estado comprometido con la promoción de su educación durante los últimos tres años de su encarcelamiento en Colombia. Pero el Gobierno no cuestiona la competencia o la capacidad de un hombre que supervisó miles de paramilitares y una bien establecida red de tráfico de cocaína en cooperación con las rutas de transporte en todo el hemisferio”.

Por último, la defensa de Murillo Bejarano alegó que debían tenerse en cuenta también su salud, para lo cual reclamó consideraciones médica. Al respecto, la Fiscalía considera que los centros médicos penitenciarios están debidamente equipados para hacer frente a las condiciones médicas citadas por Murillo en su presentación.

“Por las razones expuestas”, dice el fiscal García, “la Corte debería rechazar la petición de Murillo e imponer una pena de 405 meses de prisión”, pues considera que es una sentencia apropiada, y de ninguna manera excesiva, en comparación con la magnitud de los crímenes perpetrados por alias don Berna.

Sentencias similares se han impuesto en este Distrito a los narcotraficantes que, según la Fiscalía, “fueron, en todo caso, menos importantes para el comercio internacional de cocaína”, entre los que se destacan Alberto Orlandez Gamboa y Ramiro López-Imitola, Jorge Manuel Torres y Jorge Asprilla, condenados a más de 30 años de prisión.

Se espera entonces que el próximo 24 de febrero, el juez Richard Berman del Distrito Sur de Nueva York, admita los argumentos de la Fiscalía y condene al otrora Inspector General de las Auc, líder de la Oficina de Envigado, comandante de varios bloques de paramilitares que asolaron campos y ciudades, y un capo del narcotráfico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.