Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2009 12:00:00 AM

Presos quieren ayudar a encontrar a desaparecidos

Decenas de familiares de víctimas de grupos ilegales esperan razón de sus desaparecidos, tras el anuncio de más de mil guerrilleros y paramilitares presos que dicen que quieren entregar la ubicación de fosas comunes.

Desde hace 10 años, doña Rosalba Venegas y sus cuatro hijos esperan a su esposo y padre, don Marco Aurelio Guerra. La última vez que lo vieron tenía 75 años. Hoy debe estar a punto de cumplir los 86.

“Yo tengo la certeza de que está vivo”, dice la señora al recordar que a su esposo se lo llevaron guerrilleros del frente 53 de las Farc, en diciembre del 98. A la finca de Purificación, Tolima, llegó un grupo de encapuchados. No tenían uniforme, pero iban armados. Golpearon duro la puerta, despertaron a don Marco Aurelio y lo secuestraron.

Entre febrero y mayo del año siguiente, la familia recibió pruebas de supervivencia y los insurgentes pidieron 600 millones de pesos de recompensa a cambio de mantenerlo con vida. Después se bajaron a 30. La familia entregó la plata y los guerrilleros prometieron devolverlo, pero nunca lo hicieron. Los Guerra Venegas siguen esperando.

Por eso este martes, en primera fila, doña Rosalba se sentó en un salón del norte de Bogotá para oír de viva voz a un grupo de guerrilleros que desde La Picota, Cómbita y otras cárceles del país manifestaron su deseo de entregar la ubicación de caletas de armas, de delatar a miembros de bandas armadas y de dar la ubicación de fosas comunes donde están sepultadas víctimas de las Farc, el Ejército y el Eln.

Durante una rueda de prensa organizada por el programa “Las Voces del Secuestro”, del periodista Herbin Hoyos, y “Manos por la Paz”, de la holandesa Liduine Zumpolle, varios reclusos llamaron desde sus cárceles durante el acto para buscar la atención de las autoridades con el fin de que sean escuchados y la información que pueden aportar sea tenida en cuenta.

Por eso doña Rosalba tiene la esperanza de que algunos de estos guerrilleros presos tengan información del paradero de su esposo. Junto a ella se encontraban unas 20 familias que estaban pendientes de información de sus familiares.

En el lugar se escuchó el testimonio de unos 10 reclusos que decían y decían nombres de desaparecidos y la ubicación de fosas comunes: “Mi nombre es Luis Ricardo Giraldo Hernández, alias ‘Wilson’. Yo estuve seis años en el frente 21 de las Farc. En la vereda Potosí de Cajamarca, en el Tolima, hay una fosa común. Yo quiero decir que allá está un muchacho de apellido Iglesias”.

Otro testimonio fue el de alias ‘Pacho’, quien aseguró que tiene la ubicación de una fosa común en zona rural de Tame, Arauca. “En una zona que se conoce como el Alto Cauca están enterradas unas 16 personas. Está la hija de un militar de alto rango, también el familiar de un defensor del pueblo regional”, dijo.

Zumpolle explicó que serían unos 200 detenidos en diferentes centros de reclusión que quieren entregar información similar y unos 1.170 desmovilizados que quieren postularse a la ley de Justicia y Paz.

Testimonios como este se escucharon desde distintas cárceles del país durante casi una hora. Entre los interesados en dar información hay guerrilleros y paramilitares que querían entregar información de asesinatos como el de Liliana Gaviria, hermana del ex presidente César Gaviria, o de Jaime Lozada, ex gobernador del Huila, ex congresista y esposo de la recién liberada por las Farc, Gloria Polanco. También quieren entregar información sobre caletas con armas.

Sobre estas denuncias, un vocero de la Fiscalía aseguró que, a diario, los fiscales de Justicia y Paz visitan las cárceles para recibir la información de los reclusos. “Esta información tiene que ser valorada (...) pero gracias a ésta, ya se han ubicado fosas donde se han realizado exhumaciones”, aseguró la fuente.

La Fiscalía estima que podría haber unas 4 mil fosas en todo el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.