Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2011 12:00:00 AM

Primera condena por ejecución extrajudicial de dos jóvenes de Soacha

Penas de hasta 54 años de prisión fueron impuestas a ocho militares pertenecientes al batallón Rafael Reyes de Cimitarra (Santander) por la muerte fuera de combate de Andrés Pesca Olaya y Eduardo Garzón Páez en marzo de 2008.

El Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Bucaramanga, tras una audiencia de cerca de seis horas, dictó la primera sentencia contra ocho exmiltares del batallón Rafael Reyes (situado en el municipio de Cimitarra, Santander) por el caso de los denominados ‘falsos positivos’ que comprenden víctimas de Soacha, municipio al sur de Bogotá.
 
Se trata del teniente coronel Wilson Javier Castro Pinto, el teniente Eduard Antonio Villani Realpe, el sargento viceprimero Jesús Eduardo Ñiámpira Benavidez y los soldados profesionales Guillermo Pacheco Anzola, Juan Carlos Álvarez, Nelson Ospina Tabares, Benancio Puentes Guapacha y Germán Augusto Oliveros Tabares.
 
Ellos, el pasado 3 de junio, fueron declarados culpables de los delitos de los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada y agravada y peculado por apropiación y solo se esperaba la audiencia donde se les impondría la pena correspondiente.
 
Víctimas de sus acciones fueron Andrés Pesca Olaya y Eduardo Garzón Páez, quienes residían en Soacha y quienes tras su desaparición -denunciada por sus familias- aparecieron sepultados sin identificar en el cementerio del municipio de Cimitarra.
 
Las investigaciones esclarecieron que los dos asesinados por los implicados aparecieron sin vida el 5 de marzo de 2008 en la vereda ‘Brasilia’ de Cimitarra y fueron presentados por el Ejército como resultado de una acción en contra de miembros del ELN, que supuestamente pretendían secuestrar un ganadero de la región.
 
Al teniente coronel Castro Pinto, en calidad de comandante de la citada unidad militar le fue impuesta una pena de 54 años de prisión. Así mismo, el teniente Villani Realpe fue condenado a 55 años, mismo castigo dado al sargento viceprimero Ñiámpira Benavidez.
 
A los soldados profesionalesÁlvarez y Pacheco Anzola les fueron dados 54 y 29 años de prisión, respectivamente. Los demás militares declarados culpables fueron sentenciados a 28 años de prisión. Los condenados deberán permanecer confinados en una guarnición castrense.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.