Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/11/04 00:00

Ponen controles a publicidad y pornografía por celular

Los operadores deben consultarles a sus usuarios si aceptan estos mensajes y están obligados a interrumpirlos de inmediato cuando lo soliciten.

Ponen controles a publicidad y pornografía por celular Foto: Foto: Joachim Karlsson

Ya no hay que seguir soportando los mensajes publicitarios o pornográficos que llegan a cada rato al celular sin haberlos solicitado. La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) acaba de expedir la Resolución 2229 de 2009 en la que regula este tipo de publicidad.

En este momento, está rigiendo aquella decisión que les ordena a los operadores de telefonía celular consultarles a sus usuarios si aceptan que les envíen mensajes de ese tipo antes de empezar a enviárselos.

Si el usuario acepta y después decide cancelar el recibo de estos mensajes o por cualquier motivo no fue consultado, los operadores deben interrumpir de forma inmediata el servicio cuando se lo soliciten. Para mayores controles, la CRC tendrá desde el primero de enero de 2010 una base de datos llamada Registro Único de Excluidos (RNE).

Los usuarios que quieran, pueden escribirle a la Comisión pidiendo que los incluyan en ese registro “con el propósito de evitar la recepción de mensajes cortos de texto o mensajes multimedia con fines comerciales o publicitarios”, según dice en la Resolución. El trámite no tiene ningún costo.

Los operadores deben retirar en máximo cinco días hábiles a los usuarios que se hayan inscrito en el RNE. Y deben también informarles a sus usuarios de la existencia de este registro por medio de sus páginas de internet o en los centros de atención.

La Comisión aclara que el hecho de que un usuario pida que no le manden información publicitaria, no implica que dejen de enviarle mensajes relacionados con la prestación del servicio, como, por ejemplo, avisos de vencimiento o corte de facturación. “Este tipo de mensajes podrán ser enviados por el operador siempre y cuando los mismos no tengan costo alguno para el usuario y éste no se haya negado a la recepción de dichos mensajes”, dice en el documento.

Pero si quien alguna vez escribió para que lo incluyeran en ese registro quiere que lo retiren, también puede solicitarlo, igualmente, gratis.

La Comisión también ordena que los mensajes sólo pueden enviarse entre las 8 de la mañana y las 9 de la noche. Y si hay mensajes que se enviarán en horas diferentes, el usuario debe ser consultado para decidir si los acepta o no.

Con esta resolución, la Comisión pone controles a una situación de la que muchos usuarios se han quejado.

Lea la resolución completa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.