Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Capturan a 22 personas en Segovia, Antioquia

La Policía y la Fiscalía desarticularon toda una banda que se dedicaba al expendió de alucinógenos.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

Las operaciones contra las bandas criminales en Antioquia siguen dejando capturas numerosas. Esta vez fue en Segovia, donde hace unas semanas hubo una masacre producto de una vendetta entre organizaciones delictivas, donde se judicializó a 22 personas -entre ellos dos menores de edad- que hacen parte de la banda ‘La Empresa’, dedicada a la venta de estupefacientes en el pueblo del nordeste antioqueño.

La estrategia es parte de un trabajo mancomunado entre la Policía y la Fiscalía, resultado de meses de investigación. La Empresa, dijo el general Humberto Guatibonza, comandante de la Regional 6 de la Policía, le pagaba 70 millones de pesos mensuales al ‘Clan Usuga’ por “la franquicia en Segovia”.

En el operativo se capturó a ‘Caliche’ o ‘Calemba’, cabecilla de la banda señalado de ser el autor intelectual del homicidio de Guillermo León Rodríguez García, que ocurrió en mayo del pasado por retaliaciones en disputas de territorios, casos que cada vez son más frecuentes en Segovia, pues lo criminales además de disputarse las plazas de vicio se pelean el cobro de vacunas a los mineros, tanto legales como artesanales.

El general Guatibonza aseguró que toda la banda fue desarticulada y se imputan los delitos de concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes, extorsión, desplazamiento forzado y homicidios, “de la mano de la Gobernación, de la Fiscalía y del Ejército vamos a seguir golpeando al crimen en todo el departamento”.

Según la Policía, en La Empresa delinquían ‘David’ y ‘Casaco’, que distribuían la droga en las plazas de vicios; ‘Vicho’, ‘Ojón’ y ‘Corillo’, coordinadores de plazas; ‘Julio’, encargado de la plaza 20 de Julio; ‘Valdriano’, encargado de la plaza el borbollón; ‘Garra’, encargado de plaza barrio Galán; ‘Toño’, encargado de la plaza sector Los Lobos.

“Operaban mediante correos humanos, camuflaban el estupefaciente dentro de arena para no ser detectados, puntos fijos y móviles”, señalaron las autoridades.

Cálculos de la Policía aproximan que la banda criminal tenía ingresos mensuales cercanos a los 200 millones de pesos, pues cada dosis se vendía entre 12.000 y 35.000 pesos, anualmente obtenían dividendos por 3.600 millones de pesos, expendían 3.300 dosis diarias, 100.000 dosis mensuales y 39.330 dosis anuales.

Cargando Comentarios...