Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

El conflicto de Uber y los taxistas se salió de control

Semana.com tuvo acceso a videos y audios que muestran la forma como operan los taxistas para ‘cazar servicios’ que ellos consideran ilegales. El tema está desbordado.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

Lo que pasó con Carmen Santos, hija menor del ex vicepresidente de la República Francisco Santos, así como con otros usuarios de las plataforma Uber o Uber X, demuestra que los taxistas no están dispuestos a ceder en la idea de compartir ganancias con otros. En esta oportunidad un grupo de taxistas detuvo a Carmen y sus amigas por utilizar un carro de Uber. Un retrato de los conflictos que se están propagando por diferentes ciudades del país.

Hasta el propio líder de los taxistas, Hugo Ospina, reconoció que “la situación se salió de las manos”. Todos los involucrados coinciden que “la falta de regulaciones claras y las zonas grises en la prestación del servicio por parte de plataformas son las razones de fondo de esta compleja disputa”.

Lo más preocupante es que los episodios violentos no sólo tienen epicentro en Bogotá. Recientemente, Uber anunció que prestaría sus servicios en Cúcuta (Norte de Santander) en medio de un gigantesco plan de expansión que le permitió llegar a nueve ciudades. Tan pronto se conoció sobre la iniciativa, en la zona fronteriza los taxistas anunciaron bloqueos, protestas y, de ser necesario, “cacerías a ilegales”.

Semana.com tuvo acceso a un audio en el que el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), coronel Jaime Barrera, se dirige específicamente a la “Red de caballeros amarillos”, una organización de taxistas de la ciudad, para hablar sobre los controles que ejercerán las autoridades contra los conductores que utilicen Uber.

“Cuenten con que la Policía Metropolitana va a combatir este servicio ilegal”, afirma el coronel Barrera sobre Uber. “(…) Cuando entre a funcionar realmente Uber, vamos a combatirlo con nuestra Policía de Tránsito”. Pero la frase que dejó más preocupada a la opinión pública de esa ciudad fue “lo ilegal será erradicado y realizaremos los operativos articulados y coordinados con ustedes”.

Precisamente, Uber informó que a dos semanas de la llegada de la plataforma a la capital nortesantandereana, el servicio se ha popularizado a tal punto, que ya hacen estadísticas. Por ejemplo, el 25 % de los socios conductores en la aplicación de Uber son mujeres.

 Bomba de tiempo

Semana.com también conoció un audio de un taxista que se hace llamar ‘Duque’ y que, presuntamente, habla desde Medellín, otra de las ciudades donde Uber ha tenido buenos resultados. En la secuencia, el taxista felicita a sus colegas de Bogotá por las acciones que tomaron en los últimos meses del 2015 y asegura que “el hecho de nosotros alzar la voz, de hacernos visibles, nos dignifica y profesionalizamos más nuestro gremio”.

El taxista invita a sus compañeros a que “apaguen la aplicación Easy Taxi”. Todo esto porque recientemente la plataforma comenzó a ser utilizada también por carros blancos para que los usuarios en las capitales puedan movilizarse. El mensaje cierra con una frase más que sugerente: “Las aplicaciones dependen más de nosotros, que nosotros de ellas”.

Además de los audios, Semana.com tuvo acceso a diferentes videos en los que los propios taxistas registran los operativos que adelantan para “cazar” conductores de Uber y UberX. El modus operandi ya es conocido: los amarillos identifican zonas donde existe alta demanda de usuarios, se parquean tres o cuatro móviles y luego bloquean el paso de los particulares a la espera de que llegue la Policía.

Este modelo, traído de España como denunció Semana.com en su momento, tiene diferentes resultados. No pocos conductores y usuarios de Uber responden ante las agresiones y todo termina por descontrolarse, como ocurrió con la hija de Francisco Santos en Bogotá. El problema, una vez más, es la laxitud en las legislaciones para ambos bandos.

“A mi hija la secuestraron. Lo que está pasando es muy grave. Se están conformando grupos violentos y todo puede terminar en una tragedia”, afirmó Pacho Santos. El tema es tan grave, que Hugo Ospina, líder de los taxistas, no tuvo reparos en insinuar que algunos taxistas “tienen la intención de ‘sicariar’ a conductores de Uber”.

Repercusión política

Para completar el cuadro, Semana.com también tuvo acceso a un audio que el senador Jorge Robledo grabó para que fuera difundido entre los taxistas de Bogotá. La grabación fue realizada después de lo ocurrido en la jornada del Día sin carro en la capital. Robledo manifestó que el tema de la tarifa dinámica –aquel alto costo de Uber cuando hay alta demanda– retrataba a “esos banqueros gringos”.

El senador del Polo Democrático reiteró su apoyo al gremio de los taxistas y los invitó a hablar cordialmente con los pasajeros para que les hicieran “entender quién tiene la razón en todo esto”.

Mientras que el Gobierno sacó un decreto que no dejó contento a ninguno de los involucrados, en el Legislativo se está tramitando un proyecto de ley para dirimir, por fin, las diferencias entre unos y otros. “El decreto del Gobierno no ha entrado a reglamentar las plataformas tecnológicas que ofrecen servicio de transporte privado. Sólo hace referencia a taxis ordinarios y taxis de lujo. Este proyecto es más profundo y vincula todas las plataformas”, le dijo a Semana.com el senador Juan Carlos Restrepo, de Cambio Radical.

Mientras esto se reglamenta, el temor en la ciudadanía es que, por cuenta de la persecución de taxistas amarillos a quienes utilicen la plataforma Uber, se presente un desenlace fatal.

Cargando Comentarios...