Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Las obras para ampliar la entrada y salida del norte de Bogotá arrancarán en 2018

El alcalde Enrique Peñalosa anunció que terminó la etapa de factibilidad para la ampliación de la Autopista Norte y la carrera Séptima.  

Compartido 0 Veces

Quienes transitan por la Autopista Norte y la carrera Séptima padecen a diario los interminables trancones en la salida y entrada de Bogotá. Y no es para menos, ya que estas dos vías, a la que se suma la Suba-Cota, son las únicas alternativas para salir o ingresar a la capital.  

Las tres vías no dan abasto para atender el flujo de vehículos que entran y salen de la ciudad. La Secretaría de Planeación tiene cálculos que indican que en estas tres rutas circulan cada día 115.000 vehículos que transportan 200.000 personas. A esta cantidad se suman los 50.000 usuarios de transporte público. Ese flujo ha hecho que los embotellamientos sean el pan de cada día.  

Esa congestión promete desaparecer cuando quede listo el proyecto de ampliación de la Autopista Norte y la carrera Séptima, iniciativas que pasaron a etapa de factibilidad. Si los cálculos de la Alcaldía de Bogotá son correctos, las obras para descongestionar estos corredores arrancarían en 2018.  

Así lo anunció el alcalde Enrique Peñalosa, quien dijo que entre marzo y abril del 2017 se van a concretar los detalles técnicos, jurídicos y financieros de las obras que serán construidas mediante Alianzas Público Privadas (APP).

Para la Autopista Norte está previsto ampliar la vía entre las calles 193 y la 245. Incluye la construcción de andenes de 10 metros con ciclorrutas, un carril de Transmilenio por sentido y dos calzadas adicionales por sentido para un total de cinco carriles en cada sentido.

Para la carrera Séptima la ampliación se hará a tres carriles por sentido entre las calles 182 y 201, y a dos entre las calles 201 y 245. También se construirán andenes de nueve metros con ciclorrutas. El Distrito en asociación con la ANI esperan que en el mes de diciembre de 2017 se firme el contrato de concesión.

"Estos proyectos cambiarán la historia de la movilidad y de la conectividad de Bogotá con el país”, dijo Peñalosa.

En el sur de Bogotá también habrá cambios. Se prevé la ampliación de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO). En 11 kilómetros entre el río Bogotá y la calle 13 se ampliará la vía, la cual será de doble calzada a dos carriles, con espacio público y ciclorruta. La misma incluye el mantenimiento de la obra por 30 años.

La inversión aproximada en estos tres proyectos ascenderá a 2,5 billones de pesos.

Cargando Comentarios...