Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

"No pretendo ser mujer ni pretendo ser hombre": Brigitte Baptiste

SEMANA acompañó a la reconocida bióloga a la marcha del Orgullo Gay. Desde hace 18 años vive con su esposa Adriana y sus dos hijas que ya son adolescentes. Todas se sumaron a la movilización por un Estado laico.

Compartido 0 Veces

Mientras Brigitte Baptiste caminaba de su casa en el barrio La Soledad hacía el Parque Nacional de Bogotá se le acercó un joven que no podía creer que la tuviera al frente. “Desde que te vi en el documental de National Geographic eres una inspiración para mí. No sabes lo feliz que me hace verte”, decía con la voz entrecortada, como si no le entrara aire a los pulmones. Sacudía sus manos y saltaba. Luego la abrazaba y le repetía “Me hace tan feliz poder verte en persona”.

“Wow, gracias… Lo de National Geographic fue hace mucho tiempo, gracias”, contestó ella con una sonrisa.

Hace 18 años Brigitte decidió vestirse como mujer y dejó atrás su nombre masculino. Desde casi el mismo tiempo vive con su esposa Adriana y tienen dos hijas que ya son adolescentes. “Mi cuerpo es mucho más flexible y la vida en general es mucho más flexible de lo que nos quieren hacer creer. No pretendo ser mujer ni pretendo ser hombre. No me interesan ningunas de las definiciones al respecto. Si quieren pensar que soy mujer y les gusta bien, si no también. Es una liberación para mí, ya no me importa”, decía Brigitte en ese documental que recordaba el joven.

Le recomendamos: Esta vez la marcha del Orgullo Gay fue por un Estado Laico

En la calle algunas personas la miraban sin disimulo y decían “Es Brigitte Baptiste”, “Mira es ella”, “es la profesora de la Javeriana”. Su esposa y las niñas caminaban tranquilas hacia la marcha del Orgullo Gay, a la que asisten cada año.

Brigitte llevaba un vestido verde de tiras y escote profundo. Calzaba unas botas negras de gamuza un poco más arriba de la rodilla. Su pelo azul rey iba suelto. Sus labios estaban pintados de fucsia, sus párpados de azul y las uñas de sus manos de vino tinto.

“Cada año elegimos un lema y esta vez el lema es ‘Estado laico, cuerpos libres’. Nos preocupa que el futuro del país esté determinado por una sola forma de ver y de entender la sexualidad y las expresiones de género e incluso de ver las creencias”, afirmó Brigitte.

Muchos se preguntaron qué tiene que ver el Estado Laico con una marcha LGTBI, pero la relación es absoluta. Según las creencias de algunas personas la forma de vida de algunos integrantes de esta comunidad no está bien vista y es motivo de rechazo. Por eso, era importante manifestarse haciendo énfasis en la libertad de culto. “La Constitución dice que Colombia es un estado laico, con libertad de creencias y al elevar o empoderar los valores de una sola religión se puede caer en la exclusión”, explicó la bióloga, quien también es directora del Instituto Humboldt.

Esta manifestación se da a dos meses antes de la venida del papa Francisco. Se da en medio de las expresiones simbólicas de algunos políticos que han querido “entregar” la ciudad a Jesús y se da poco después de la caída del referendo de la senadora cristiana Viviane Morales, que buscaba impedir que los homosexuales pudieran adoptar.

Cuando llegaron al Parque Nacional ya había bastante gente. Algunos desfilaban con orgullo sus trajes de gala y sus disfraces. Otros simplemente cargaban una bandera o llevaban carteles con mensajes como “Por la diversidad sexual”, “Colombia es un Estado Laico”, “Los LGTBI también creen en Dios”,  “Si Dios es amor yo también”, “tengo derecho a no creer”, “Soy heterosexual y marcho porque quiero que ellos tengan los mismos derechos que yo”.

En el parque había también un sinnúmero de vendedores ambulantes que ofrecían algodón de azúcar, dulces, maní, cerveza, salpicón. También había quienes vendían sombrillas y banderas de colores. “Este año sí traje platica por si se antojan de algo”, le dijo Brigitte a sus hijas que le tomaron la palabra y fueron por unos bocadillos mientras su padre atendía a las personas que querían saludar y tomarse una foto.

Le sugerimos: Las 5 conquistas de la comunidad LGTBI 

Era muy poco lo que Brigitte podía avanzar. Eran muchos los que querían registrar el momento en que vieron a “la musa”. Cuando llegó una banda de música, ella y su familia decidió avanzar un poco más.  

“Yo vine a por primera vez a la marcha como en 1996. Éramos como 200 o 300 personas sin ninguna clase de apoyo estatal. Era un movimiento bastante espontaneo y se inspiraba en las marchas del Gay Pride de San Francisco, de Río de Berlín o de las grandes capitales del mundo. Ahora son muchas personas que vienen y no sientes que te miran raro. Sabemos que aunque todavía hay mucha discriminación sí se ha avanzado”.

En este día la comunidad LGTBI colombiana celebró que en menos de una década se ha logrado que puedan cambiar sus documentos personales para identificarse desde el género con el que se sienten cómodos. Celebraron que se aprobó el matrimonio igualitario y que pueden adoptar niños parejas del mismo sexo. También aplaudieron que se hubiera registrado el primer matrimonio entre tres hombres, y conmemoraron los disturbios de Stonewall en Nueva York en 1969 cuando la comunidad LGTBI protestó en contra de las redadas policiales que perseguían a los homosexuales. 

Puede ver: ¿Por qué se celebra el día del orgullo gay?

Brigitte no llegó hasta la Plaza de Bolívar porque los pies no le daban. Pero se alegró de ver a tantas personas apoyando la causa: “Con esta marcha multitudinaria se pone en evidencia que todos podemos ser y aspirar a vivir como queremos. Gracias a todos los que apoyan a las minorías y tiene el respeto a los demás por principio”. El próximo año espera poder celebrar que en Colombia y el mundo se reconozca el género como una expresión cultural y manifestación creativa, artística incluso. 

Cargando Comentarios...