Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Libre otra 'Yayita' señalada de hurto en Bogotá

La joven de 18 años aparentemente pertenece a una banda dedicada al hurto de personas y establecimientos comerciales.

Compartido 0 Veces

Su belleza la camuflaba. Sus atributos físicos eran el arma principal para Jessica Geraldine Samaca, de 18 años, señalada por las autoridades de estar vinculada a una organización criminal que opera en la capital.

Su rol dentro la organización, según las investigaciones, tenía que ver con distraer a las personas. Además, era la pieza clave a la hora de evadir la Justicia y encubrir a sus cómplices, pues, era la encargada de ocultar en su bolso las armas con las que sus compañeros cometían los delitos.

Sin embargo, las pruebas presentadas ante un juez de garantías no resultaron ser suficientes para mantenerla detenida y recuperó su libertad.

La mujer y la banda a la que pertenecía se dedicaban al hurto de personas y establecimientos comerciales. Su función era llevar y traer las armas con las que sus cómplices perpetraban los delitos.

"Durante su captura la joven fue señalada por porte y tráfico de armas", manifestó la Policía.

Según informó, la mujer también se prestaba para ocultar y guardar las cosas entre sus pertenencias los objetos que eran hurtados.

"Utilizaba sus atributos para envolver y distraer a las personas en los paraderos o los vigilantes. Mientras, otras dos personas los abordaban y les quitaban los elementos. Luego, le daban el arma y las cosas. Así cuando llegaba la patrulla a ellos no les encontraban nada", revela la coronel Yulian Romero sobre el modus operandi de esta organización.

Este martes, las autoridades capturaron a otra mujer de 28 años a la que se le atribuye cerca de 300 robos valiéndose de su belleza para distraer los guardias en Bogotá por más de 10 años.

La mujer, aprovechaba sus atributos para engañar a los vigilantes en porterías de conjuntos residenciales y para poder ingresar a las viviendas para luego hurtarlas.

Cargando Comentarios...