Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“A mi marido lo quieren condenar a muerte”: esposa de general Maza Márquez

Isolda Álvarez rompió su silencio y criticó la posible condena al exdirector del DAS a 30 años de cárcel por el magnicidio de Luis Carlos Galán. Afirma que es un “complot” de la familia del líder liberal.

Compartido 0 Veces

Comenzó la recta final del proceso judicial contra el legendario exdirector del DAS Miguel Alfredo Maza Márquez por su supuesta responsabilidad en el asesinato de Luis Carlos Galán. El magistrado ponente, Fernando Alberto Castro, le pidió a la Sala Penal esta semana condenarlo a 30 años de cárcel.

La Fiscalía y la Procuraduría consideran a Maza responsable de debilitar el esquema de seguridad de Galán para que unos sicarios lo asesinaran según órdenes del excongresista Alberto Santofimio Botero, condenado a 24 años de prisión. El ente investigador afirma que el exdirector del DAS nombró al oficial Jacobo Torregrosa para reemplazar al jefe de escoltas de Galán, Víctor Cruz. Supuestamente, Torregrosa no solo tenía poca experiencia en protección de personajes, sino además varias amonestaciones por su desempeño. Además acusa a Maza de concierto para delinquir para ejecutar el homicidio con los paramilitares del Magdalena Medio y grupos de narcotraficantes.

Desde 2009 Maza Márquez se encuentra recluido en el Centro de Estudios Superiores de la Policía Nacional (Cespo). Por esta razón, frente al anuncio del magistrado Castro, su esposa Isolda Álvarez decidió hablar con Semana.com.

Semana.com: ¿Cómo se enteró de la ponencia que pide la condena a 30 años a su esposo?

Isolda Álvarez: Me llamaron y me dijeron “¿está viendo que ya hubo sentencia condenatoria para el general?”. Me dieron un vacío en el estómago. Le comuniqué a él y dijo “bueno, me moriré en la cárcel”. La noticia estaba mal dada. Era solo una ponencia, aún no se ha sabido el concepto de los demás magistrados que componen la Sala Penal de la Corte Suprema.

Semana.com: Siempre ha mantenido un bajo perfil, ¿qué la llevó a romper su silencio?

IA: Hemos sido sujeto pasivo durante muchos años para mantener el equilibrio, siempre respetando el protocolo. Ahora, viendo que ya prácticamente anunciaron una condena, es justo hablar porque Miguel no lo puede hacer. Ha sido siempre muy respetuoso de la ley y de la reserva del sumario, por eso yo debo exteriorizar los sentimientos que nos agobian a la familia, a los amigos y a la gente que todavía cree en él.

Semana.com: ¿Cómo han sobrellevado el proceso?

IA: Ha sido muy duro desde el 18 de agosto de 2009 cuando lo detuvieron, exactamente 20 años después del homicidio de Galán. Invocaron lesa humanidad, pero yo soy abogada y cualquiera entiende que eso sería un ataque sistemático y generalizado contra la población civil. No sé cómo lograron configurar esa figura en este proceso, porque ya estaba prescrito. Pero es respetable el concepto de los magistrados y nos sometimos… toda la familia está padeciendo.

Semana.com: Y en julio asesinaron a su hijo Miguel Segundo en un asalto en Magangué…

IA: Estamos muy abatidos por las circunstancias. Imagínese, sobrellevando el luto nuestro, de su viuda y sus cuatro hijos, y además con estos anuncios que no son definitivos pero que llevan a prejuzgar. Nuestra hija Norella, que es psicóloga, ha sido nuestro apoyo moral.

Semana.com: Hace unos lustros el general Maza Márquez era conocido como el enemigo número uno de los ‘Extraditables’...

IA: Después de que fue condecorado con la Cruz de Boyacá por el doctor César Gaviria, después de que el embajador de los Estados Unidos le dio la medalla al valor, después de que el director de la DEA Joe Toft le dio un diploma por su lucha contra el Cartel de Cali, después de que demostró que no podía ser cómplice de los paramilitares porque los Extraditables ofrecían una recompensa de 500 millones de pesos por él... Después de haber sido reconocido como un héroe nacional, de una lucha frontal contra el Cartel de Medellín, sería absurdo que ahora resulte cómplice del cartel en el homicidio del doctor Luis Carlos Galán. Es un exabrupto, un despropósito.

Semana.com: Y la ponencia no solo lo presenta como coautor del magnicidio sino también como un aliado de los narcos y los paramilitares del Magdalena Medio.

IA: La primera acusación es concierto para delinquir con los paramilitares, pero él no conoce esa zona, nunca tuvo entrevistas con Pablo Escobar ni con Henry Pérez, el gran señor de Puerto Boyacá. Pero pretenden no creerle. Hay diarios oficiales del Congreso donde se reconoce que el DAS luchó contra los paramilitares y denunció las masacres de La Negra, Honduras, La Rochela. Pero paradójicamente los testigos han sido personajes como alias Ernesto Báez, alias Popeye, alias Vladimir, y una cauda de delincuentes que se prestan para declarar lo que se les ocurre o lo que les conviene para conseguir beneficios judiciales.

Semana.com: El general Maza dijo que su única arma frente a la Corte es la verdad...

IA: Sí. Porque él se especializó en criminalística y fue profesor cinco años en el Externado. En cuanto al iter criminis, él siempre sostenía: “¿a quién le conviene un homicidio de esta magnitud? ¿A quién beneficia? A mí no…”. Yo tengo confianza en que los otros magistrados analicen a fondo el acervo probatorio porque los escoltas declararon contra el teniente Jacobo Torregrosa. Un departamento de 6.200 funcionarios... ¿cómo iba a dedicarse un director a escoger el escolta de un personaje? Para eso hay un jefe de Protección, al que se le pidió el reemplazo de Víctor Cruz porque era muy joven y no se hacía respetar de los subalternos. Eso fue lo que le dijo el doctor Galán a Miguel Maza cuando lo citaron al Palacio de Nariño. Hasta le preguntó cómo le había ido en el atentado de la carrera Séptima con calle 56.

Semana.com: Hablando de atentados, el general Maza Márquez dijo una vez: “el tiempo tendrá que decir que una persona que intentan asesinar cinco veces vaya a ser amigo de los mismos que quisieron matarlo”. ¿Cómo vivieron esos años cuando era director del DAS?

IA: La vida era azarosa. Yo estaba litigando y la gente se me apartaba porque éramos los personajes bomba. Como si tuviéramos la peste. Cuando el orden público del país estaba en su peor momento, saqué a mis hijos a estudiar inglés a Inglaterra con algún pretexto, para tener un alivio.

Semana.com: ¿Qué les decía la gente?

IA: Yo vivo en frente del Liceo Francés y a la vuelta pusieron un camión con kilos de dinamita camuflados en papel higiénico. El vigilante privado del Club Médico alcanzó a avisar a los del DAS para que apagaran la mecha. Habría volado toda la manzana. Los padres de familia llamaban y presionaban: “que se vaya el general Maza, nos tiene en peligro a nuestros niños”. Dos veces nos bajaron del avión de Avianca. Una vez llegó el piloto y nos dijo: “se tienen que bajar porque los pasajeros se niegan a viajar con ustedes”. Y el DAS fue la entidad que investigó la voladura del avión de Avianca. Esas son las ironías de la vida.

Semana.com: ¿Y hoy cómo llevan el día a día preso? ¿Cómo es la relación de Maza Márquez con sus nietos, con la familia?

IA: El día a día preso es muy duro. Hace siete años que el general Maza está detenido, no quieren concederle ningún beneficio porque dicen que sería un obstáculo para la investigación, obstrucción a la justicia, un peligro para la sociedad. Los nietos son muy tiernos, lo rodean, lo visitan. Pero se ha perdido los grados del colegio, de la universidad, la mitad de la vida de ellos. El nieto de 13 años solo lo recuerda en el CESPO, en “el apartamento del abuelo”. No ha podido ver a su hermana enferma, que requiere diálisis, la única que le queda.

Semana.com: ¿Y ahora que va a ser Navidad?

IA: Organizan en el CESPO unas novenas, pero de todas maneras es muy duro. Él es muy religioso, tiene mucha fe, incluso más que yo. Lo confieso. Eso lo alimenta y lo pone positivo. Ahora mismo está pensando que esto no es definitivo, que las cosas tienen que cambiar.

Semana.com: Ahora que está sobre la mesa juzgar a los agentes del Estado, ¿el general ha considerado la justicia transicional como una opción?

IA: No. Él no entraría en eso. Es muy claro al decir: “yo no hice nada, cómo voy a confesar algo que no he hecho”. Tajante. Por haber sido tan radical en sus peleas con los maleantes es que estamos como estamos. De pronto si hubiera pasado de agache no importaba. Pero alguien que se destaque, que se enfrente, que dé la cara... es declarado objetivo.

Semana.com: ¿Qué sentimiento les produce la justicia colombiana en este momento?

IA: Hasta cierto punto no podemos tener un concepto positivo… El interés de la Fiscalía no era investigar y encontrar la verdad, era sindicarlo, culparlo, imponer la medida de aseguramiento. La indagatoria duró 6 meses durante 10 audiencias con 8 fiscales. Es agotador, maltratante, psicológicamente agresivo.

Semana.com: Maza Márquez afirmó que su proceso era un complot de la familia Galán y de un sinnúmero de testigos falsos en su contra...

IA: Estamos seguros de eso. Convencidos. Es un plan, un complot. Vino la época de cobrar indemnizaciones a los agentes del Estado. Para mí fue una impostura del senador Juan Manuel Galán con la Procuraduría de Alejandro Ordóñez. Termina sus días en la cárcel porque sí, porque 20 años más tarde se les ocurrió que él podía ser el responsable de la muerte del doctor Galán.

Semana.com: ¿Por qué una impostura?

IA: ¿Cómo va a ser coincidencia que Juan Manuel Galán hable de su candidatura a la presidencia y preciso una semana después sale el anuncio de la ponencia y él es la noticia pidiendo la mayor condena? Está pidiendo una condena a muerte, porque a los 78 años -ya va a cumplir 79 en diciembre- no alcanza a sobrevivir eso. Matusalén vivió menos. Yo tengo 76 años: nos mataron a ambos en vida. Es como otra forma de atentado. No pudieron matarlo las cinco veces a punta de bombas… pero ahora esto es letal. Están acabando con su vida, con su prestigio, con su historia.

Cargando Comentarios...