Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Con cemento adulterado construían casas de interés social

La Fiscalía capturó 12 personas que hacían parte de una banda que se dedicaba a adulterar el cemento en numerosos proyectos de vivienda.

Compartido 0 Veces

Para que una vivienda sea digna no sólo debe estar ubicada en un lugar estable y seguro, tener acceso a servicios públicos, tener vías de comunicación. Lo mínimo que se le exige es que esté levantada con materiales estables, que cumpla los estándares en materia de construcción, para evitar poner en riesgo a las familias que van a ocuparla.

Una de las principales ambiciones del Gobierno es, precisamente, superar el déficit de vivienda en el país y permitir que el mayor número de colombianos puedan acceder a casa propia. Ha regalado 100.000 techos para los más pobres de los pobres, pero también se ha ocupado de facilitar el acceso a las llamadas viviendas de interés social (VIS).

Sin embargo, del auge de la construcción, quizás el vagón que más jalona la economía del país, también hay quienes quieren aprovecharse. Una investigación de la Fiscalía descubrió una banda dedicada a adulterar el cemento, material básico en la construcción. El CTI capturó 12 personas señaladas de haber alterado más de cien toneladas de la mezcla.
 
Según Julián Quintana, director nacional del CTI, parte de este material fue empleada en proyectos de vivienda de interés social (VIS), “preparaban un producto que no cumplía los estándares internacionales que le dan sismorresistencia al cemento. El resultado de esto genera debilidad en las edificaciones y a la hora de movimientos telúricos o dificultades geológicas de otro origen, pueden caer más fácilmente”, explicó.

Hasta el momento, señaló el funcionario, se han realizado 17 allanamientos en Bogotá, Bucaramanga (Santander), Armenia (Quindío), Villavicencio (Meta) y Neiva (Huila). La acción del CTI permitió además desmantelar ocho fábricas clandestinas de cemento y la incautación de equipos para falsificar las etiquetas de las empresas públicamente reconocidas.

Quintana informó que este es apenas el principio, pues se prevén más capturas. Los investigadores tienen evidencias de que esta red criminal estaría trabajando de la mano de los profesionales a cargo de algunas de las obras. “La investigación se dirigirá hacia allá, a los responsables de haber adquirido el cemento para estas construcciones”, explicó.

Pero la investigación no se concentra sólo en los responsables de distribuir y adquirir el cemento alterado. También se verificará el estado de las viviendas que fueron construidas con este material. “La idea es evitar problemas en el futuro y aunque no se tiene un registro claro, las empresas involucradas deberán responder por esto y asumir los daños”, señaló a este portal una fuente del ente investigador.

Se advierte que la investigación de la Fiscalía será compleja, pues se presume que el lote de cemento incautado no sea el único y que puedan existir más en el mercado, o que ya hayan sido utilizados para la construcción de viviendas. En la Fiscalía ya se habla de estar ante el cartel del cemento.

Cargando Comentarios...