Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Inician búsqueda del cuerpo de Juan Sebastián Fuentes

La Policía Nacional encontró un video en el que se ve al menor de dos años cuando cae en una alcantarilla. Lo buscaban desde el 22 de diciembre del 2015.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

Luego de revisar más de 300 horas de grabaciones, la Policía Nacional dio a conocer una triste noticia. Encontró que Juan Sebastián Fuentes, de dos años, sí cayó a una alcantarilla cerca a su casa en el municipio de Soacha.

Tras el anuncio del director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, el grupo técnico de rescate y el grupo acuático de Bomberos Bogotá iniciaron la búsqueda con cámaras para encontrar los restos óseos del menor.

Diversas hipótesis se tejieron en torno a la desaparición del menor el 22 de diciembre del 2015, cuando jugaba con dos primos de 4 y 5 años: una fue el presunto rapto por parte de un hombre y una mujer que compraban roba usada, la otra, la caída a una alcantarilla del barrio Quintas de Santa Ana en Soacha.

Desde el primer momento, esa hipótesis se tuvo en cuenta y bomberos de Soacha con el apoyo de sus compañeros de Bogotá y la Empresa de Acueducto de la capital, mantuvieron la búsqueda, pero fue imposible su localización.

Ahora, 46 días después, la Policía entregó un video en el que se ve cómo cae el niño cuando iba detrás de un perro. En las imágenes se puede observar que el niño va caminando y luego, de manera instantánea, desaparece del plano.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, aseguró que tras confirmar que Juan Sebastián cayó en la alcantarilla, en las próximas horas se reiniciará la búsqueda por parte de los organismos de emergencia, “y nos permita dar con la ubicación del menor”.

“Las imágenes lo dicen todo y nos permiten afirmar que es la hipótesis más probable de la desaparición de Juan Sebastián”, reconoció Palomino quien dijo que queda descartada por completo la posibilidad de un rapto.

La historia

Este caso mantuvo la atención de los colombianos. Desde el primer momento en que se inició la búsqueda se entregaron volantes, su imagen ocupó los primeros minutos de los noticieros de televisión, las aperturas y primeras planas de los portales y los periódicos nacionales. Incluso, la fotografía del niño apareció en la torre Colpatria.

Los familiares sospecharon desde un principio de antiguos enemigos como los causantes del secuestro y por todos los medios suplicaron que lo entregaran. Pedían que lo dejaran en algún lugar y que luego avisaran para recogerlo.

Luego a mediados de enero, la hipótesis de la desaparición fue más allá. Se tenía la sospecha de que al menor los habían sacado fuera del país. Primero, se dijo que estaría en Ecuador, luego en México, pero Migración Colombia descartó esa posibilidad.

En un comunicado y tras revisar la base de datos de los movimientos migratorios, “no se encuentra registro alguno que permita establecer la salida regular del menor del territorio nacional”.

Desde el primer día la familia se rehusó a creer que Juan Sebastián había caído en el hueco, pero tras el análisis del terreno, las autoridades encontraron una alcantarilla de tres metros destapada y se reinició búsqueda. Con equipo especializado hicieron pruebas con cámaras robóticas y elementos flotantes para encontrar algún rastro.

La exploración se extendió a la rivera y el cauce del río Bogotá hasta el Salto del Tequendama, pero todo fue infructuoso y las autoridades suspendieron las labores.

El caso se convirtió en un verdadero misterio que se resolvió este domingo cuando la Policía reveló las imágenes en las que se ve una mancha blanca que desaparece. Ahora seguramente se intentará establecer la responsabilidad de los padres por un aparente descuido. 

Cargando Comentarios...