Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La eterna disputa entre indígenas y propietarios de tierras en el Cauca

No aparece solución a la vista para las vías de hecho por las que han optado nativos del norte del departamento. La situación es una bomba de tiempo, de no ser prontamente atendida.

Compartido 0 Veces

La situación de orden público en Cauca cada día se sale más de las manos. Desde diciembre del 2014, indígenas del norte de este departamento tomaron posesión de varios terrenos de distintos municipios como, Santander de Quilichao, Caloto y Corinto como forma de protesta por los supuestos incumplimientos del Gobierno.

Ellos reclaman la violación de los derechos humanos a su comunidad, pues desde ocurrida la masacre del Naya en 2001, se firmaron con el Gobierno acuerdos para garantizar su seguridad, pero, según ellos, nada se ha cumplido.

Sumado a eso, a inicios de 2015, los indígenas no lograron llegar a un acuerdo con el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, sobre la exigencia de compra y entrega de 20.000 hectáreas de tierra que, han manifestado, les pertenecen ancestralmente.

Fue así como, a través de una minga de ocupación que denominan 'Liberación de la Madre Tierra', la comunidad del resguardo de Corinto “se encuentra en las haciendas de Quebrada Seca, Miraflores, Granadita y García, ubicadas en la zona plana de este resguardo. Se han organizado con más de 23 cocinas y dormitorios construidos con guadua, llegaron para quedarse; aquí vamos a estar 20 o 30 años, pero aquí nos quedamos hasta que negocien”. Así lo dieron a conocer en un comunicado.

Sin embargo, han pasado varios meses y la situación sigue igual. En un video grabado el 10 de agosto de este año queda en evidencia que la situación, cada día, se torna más insostenible.

En la grabación, el ingeniero Álvaro Saa, dueño de una finca de 138 hectáreas, llamada García Arriba, es amenazado por indígenas que ocuparon su territorio desde el 25 de diciembre de 2014.

- ¿Entonces qué? ¿Me van a tumbar el cafetal?, dice Saa.

- Si sigue así, se las tumbamos.

- El Gobierno ya dijo que hay que desalojarlos porque esto es una propiedad privada.

- A nosotros no nos interesa que el gobierno tome una decisión. La decisión ya la tomamos nosotros, y aquí nos quedamos. Por eso le digo, el agua se la suspenderemos mil veces, todas las veces que sea necesario. Pero de aquí no nos vamos. Haremos acciones de hecho, como lo hemos venido haciendo (…) Cualquier acción, ya sabe el camino que vamos a seguir.

- Entonces, van a quemar tractores…

- Sí. Lo que sea (…) Aquí la orden es trabajar las tierras. (…) Esto es una guerra declarada y no nos da miedo. De aquí no nos vamos a ir, todo el trabajo lo vamos a seguir haciendo. Tractores que aparezcan, hablamos por las buenas, y si no, ya saben lo que pasa. Esa es una decisión.

Esta es una parte de la conversación que sostienen los indígenas con Álvaro Saa, quien fue contundente en asegurarles que no estaba dispuesto a vender sus tierras al Estado para que se las entregaran a ellos.

“Me dicen que si no saco la maquinaria, me la queman. Ese día (el del video) estaban fumigándome una caña. Están dañando todo lo que he invertido en mis tierras. Las cañas ya hechas, las cortan. Amenazan al ingenio. Me quitan el agua y no puedo regar”, explicó Saa a Semana.com.

Sumado a eso, el ingeniero asegura que los indios quieren destruir los tanques de agua, “y el argumento es que el agua también es de ellos”, dijo. Una situación que está afectando a muchas poblaciones, pues el agua abastece alrededor de seis fincas.

El diario caleño El País, que reveló otro video sobre estos episodios, habló con el indígena Julio Tumbo, quien aseguró que la agresión “ha sido verbal, pero de parte de él. Hoy nosotros nos sentimos dueños de estas fincas y si alguien viene a torpedear, no nos quedaremos con los brazos cruzados; él hoy tiene solo una sola opción que es venderle al Gobierno e irse”.

Y agregó: “desde 1991, con la masacre del Nilo, ordenaron reparar a las víctimas nasa con 15.600 hectáreas y entre los indígenas de la ACIN y la CRIC y los gobiernos de César Gaviria y de Ernesto Samper se estableció que eran esas tierras que hoy estamos ocupando y no han cumplido”, aseguró Tumbo.

Y aunque los indígenas del Cauca están en todo su derecho de protestar por, lo que ellos llaman, incumplimientos del Gobierno, es necesario que las autoridades tomen una decisión para ponerle freno a estos episodios, pues en esta disputa todos terminan perdiendo.

Cargando Comentarios...