Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La olorosa pesadilla que viven los habitantes del sur en Bogotá

En un predio en la localidad de Kennedy la empresa de Acueducto verte los lodos de la ciudad. Los malos olores son parte del día y, según los habitantes, esto les está trayendo enfermedades.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

Los malos olores se convirtieron en la pesadilla de muchos bogotanos de la localidad de Kennedy, en el suroccidente de Bogotá. Ahí, en el barrio Brisas del Tintal, está un gran predio conocido como Gibraltar que la empresa de Acueducto usa para verter los lodos de la ciudad.

Los olores son muy fuertes. Las personas que habitan se quejan del resecamiento de las mucosas, de neumonía, dermatitis y múltiples enfermedades que se pueden derivar de “ese aire malsano”, como ellos le llaman.

Semana.com estuvo en terreno y habló con las personas que habitan alrededor de ese terreno. “El acueducto de forma irresponsable continúa vertiendo los lodos en nuestro vecindario, afectando la salud e integridad de las personas que estamos acá. Nosotros sentimos violentada nuestra privacidad, nuestros hogares tienen que oler a excrementos todo el día”, manifestó el habitante Eduardo Palacios a este portal.
 
Según los vecinos del sector, lo más preocupante es que los niños y jóvenes del colegio Eduardo Umaña están muy cerca y se exponen a múltiples enfermedades. “Son cerca de 1.200 niños que están respirando esta contaminación”, recalcó un residente.

El concejal Jairo Cardozo del partido Mira es uno de los que se ha involucrado en el tema y ha buscado proponer soluciones para los habitantes de este sector.

“Se han logrado acciones menores, como el mejoramiento de la malla que rodea el predio y de la seguridad de los habitantes. Sin embargo, el tema de fondo es el traslado del vertimiento de lodos a un predio llamado San Luis, pero a pesar de los esfuerzos aún no ha pasado nada. Se requiere de la CAR y la Secretaría de Ambiente otorguen una aprobación, que se deriva de un estudio técnico, y eso no se ha logrado”, manifestó el concejal a Semana.com.

Pero aunque las soluciones no se vean a la vuelta de la esquina, el cabildante sigue con sus propuestas. Una de ellas ha consistido en la creación de una mesa interinstitucional en donde distintas entidades asuman parte activa de este problema, como la Policía, la Alcaldía, los hospitales, al Secretaría de Integración Social, entre otros.

La situación preocupa. En un estudio epidemiológico del Hospital Pablo VI Bosa, se concluye que el 96 % de la población relaciona los olores con la afectación en la salud, especialmente en lo relacionado con irritación en las mucosas y con afectaciones gastrointestinales, como la diarrea y las náuseas.
 
Por su parte, la Empresa de acueducto está dispuesta a aportar y trasladar el vertimiento de lodos a otro terreno. Incluso, el gerente ambiental de la organización, Germán Galindo, aseguró a Semana.com que para el próximo año esperan tener listos los diseños de una planta de tratamiento.

“La idea no es buscar un predio solamente para verter los lodos, sino crear una planta para aprovechar esos residuos. En este momento estamos en el diseño (…) Los permisos los dan después de que queden listos todos los planos”, dijo.

La empresa hace lo que puede por los habitantes del sector. Pues aunque los residentes están inconformes, también es claro que la organización tiene permisos para hacer uso del predio desde muchos años antes que ese sector estuviera habitado.

“Nosotros ya estamos trabajando en el proyecto de la planta. Esperamos salir rápido para otro terreno y que a los habitantes les puedan construir su parque”, remató Galindo.

Cargando Comentarios...

LO MÁS VISTO