Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La descomunal marcha de los universitarios

Los estudiantes lograron lo que ningún movimiento político en cuatro años de negociaciones: movilizar un río de gente para pedir por la paz del país.

Compartido 0 Veces

Del mismo modo en que los votantes del No se sorprendieron el domingo cuando vieron que habían ganado el plebiscito que creían de ante mano perdido, así mismo, una veintena de líderes universitarios se asombraron al advertir que su convocatoria por redes sociales para hacer una marcha en pro de la paz había sido atendida por miles y miles de personas de todos las edades, estratos y razas.

Fotografía: Guillermo Torres / SEMANA

El punto de encuentro acordado por los estudiantes en Bogotá fue el Planetario Distrital (calle 26 arriba de la séptima) y el plan era caminar en completo silencio desde allí hasta la Plaza de Bolívar, emulando la famosa “Marcha del Silencio” que convocó Jorge Eliecer Gaitán en 1948. Los universitarios hicieron su convocatoria digital con tres peticiones: marchar en silencio desde las 6 pm, lucir camisas u atuendos blancos, y llevar un sirio encendido durante el trayecto. A lo largo del día la convocatoria había sido replicada en redes sociales al punto que se hizo viral, y ante el inusitado entusiasmo digital algunos medios de comunicación registraron el llamado, aunque no faltó quien supuso que todo quedaría –como tantas veces– en una calentura que no trascendería los celulares.

Fotografía: Álvaro Tavera / SEMANA

Sin embargo, a las 5 de la tarde las extensas explanadas que rodean el Planetario Distrital ya estaban copadas de muchachos que había dejado los salones de clases para ir a marchar. Y a estos se sumó gente de todo tipo que acudió al punto de encuentro, cuando aún no oscurecía la romería ya había bloqueado la carrera séptima. Avanzaba la fría tarde y con ella llegaban cientos de personas. Los estudiantes de la Universidad Nacional se acercaban por la carrera 26, mientras que los de la Universidad Javeriana avanzaban por la Séptima desde inmediaciones del Parque Nacional. A las 6 en punto se dio inicio a la movilización. Una primera línea de jóvenes con velas encendidas y camisas blancas estampadas con la palabra “Coordinador”, encabezó el río humano que se tomó el centro de Bogotá.

En imágenes: Así se vivió la marcha por la paz

“No podemos tener un país así de polarizado. Tenemos que pensar como compatriotas y sacar esto adelante. No sólo con los del Sí. Si ganó el No, por algo será. Es más, queremos una reconciliación entre los del Sí y los del No”, aseguró Juan José Burgos poco antes de arrancar la marcha. El joven es líder de ‘Javerianos por la Paz’, uno de los grupos universitarios que convocó la movilización. Los líderes universitarios habían convocado plantones y encuentros antes para impulsar el Sí en el plebiscito por la paz, el mismo que perdieron y cuyo resultado adverso parece haber avivado una energía dormida. “Tal vez no fuimos lo sufrientemente activos, no logramos dinamizar lo suficiente el plebiscito, perdimos, y eso nos puso un reto mayor que debemos superar porque no podemos perder esta oportunidad de alcanzar la paz. Por eso estamos acá, para emular a Gaitán y para retomar el entusiasmó de la Séptima Papeleta con la que los jóvenes logramos abrir paso a la Constitución del 91, ahora vamos por la paz del país”, dice Sebastián Gómez un líder de la Universidad Libre.

Consulte: Las otras marchas del silencio

Fotografía: Guillermo Torres / SEMANA

Detrás de los jóvenes líderes de la movilización marchó una peregrinación multitudinaria, al punto que las 20 calles que hay entre el Planetario y la Plaza de Bolívar fueron por más de tres horas una sola larga corriente de personas de blanco. En algunos tramos de la movilización se olvidó que era una marcha silenciosa: las consignas y la música se hicieron sentir: “¡Acuerdo ya!”, “¡Que no se paren de la mesa!”, “El pueblo/unido/ jamás será vencido”, arengaban mientras avanzaban.

Le recomendamos: “Queremos una reconciliación entre los del Sí y los del No”: líderes de la marcha

Por la inmensa romería alcanzar la plaza era un asunto de paciencia y persistencia. Las calles estaban colmadas y el avance se hacía a micro pasos. Hacia las 7:30 de la noche la Plaza de Bolívar albergaba unas 30 mil personas que había llegado hasta allí atendiendo el llamado de los universitarios. Hubo un minuto de silencio en memoria de los muertos del conflicto, y luego –con un marcado sentido patrio y con lágrimas en los ojos de algunos tantos– se entonó el himno nacional.

Fotografía: Álvaro Tavera / SEMANA

Finalmente, se leyó un comunicado con el que los jóvenes exhortan a los políticos para que, ya sean afectos del Sí o el No, se comprometan a discutir pronto hasta encontrar una solución, y que la oportunidad de la paz no se extravíe esta vez. Un clamor esta vez invocado por miles y miles de ciudadanos con el liderazgo de los jóvenes, los miles y miles que revivieron la ‘Marcha del Silencio’ para así exigir lo mismo que hace 68 años: paz.

Cargando Comentarios...