Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Los gobiernos siempre han querido negar lo que pasó”: Anahí Urán

La hija del fallecido magistrado auxiliar Carlos Horacio Urán cuenta cómo su papá salió vivo del Palacio de Justicia y fue posiblemente torturado y asesinado.

Compartido 0 Veces

Anahí Urán habló con SEMANA para el especial Palacio de Justicia: 30 años, 30 rostros.

El 6 de noviembre de 1985 la mamá de Anahí Urán fue a recogerla con prisa al colegio y la llevó a su casa. Aunque ella era apenas una niña se acuerda de “haber oído en la radio las transmisiones desesperadas y de oír a Germán Castro Caycedo pedir que buscaran a su papá”. Su apartamento se fue llenando de gente y el ambiente cada vez se ponía más tenso. Así pasaron la noche.

Un primo, Víctor Uribe, y Luz Helena Sánchez salieron al día siguiente a buscar a su papá en hospitales y en la morgue. Lo encontraron y “gracias a ellos mi papá no es un desaparecido más”. Por cuenta de los hechos del Palacio, con su mamá y sus hermanas se fue a vivir fuera del país.

Durante las primeras dos décadas se decía que el magistrado Urán había muerto en la toma. Sin embargo, la investigación de la fiscal Ángela María Buitrago y un video que publicó Noticias Uno demostraron que no había sido así. Para ella, gracias al trabajo periodístico de ese noticiero y de su entonces director, Daniel Coronell, se pudo no sólo saber la verdad, sino darle la dignidad que merecía la memoria de su padre. Esas investigaciones se tradujeron en una inspección judicial en la Fiscalía encontró la billetera de Urán en el Cantón Norte.

“Eso significó un alivio porque la historia comenzó a tener sentido para mí. Durante muchos años lo que le pasó a mi papá era una nube. Pero con la investigación judicial se demostró que mi papá había recibido un tiro de gracia y que tenía evidencias de haber sido torturado porque sus huesos estaban rotos…”, cuenta.

Anahí Urán asistió como víctima a las audiencias del caso del Palacio de Justicia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El año pasado el Estado colombiano fue condenado por los hechos de su padre y del grupo de desaparecidos. “Ese día en la Corte comprendí el horror que significaba ser una víctima de un crimen de Estado. Fue muy doloroso ver cómo los representantes del Gobierno siempre han querido negar lo que pasó”.

Cargando Comentarios...