Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Esos episodios quedaron tatuados para toda la vida”: Luis Alberto Moore

El general (r) de la Policía que piloteaba uno de los helicópteros que sobrevolaron el palacio, se pregunta, después de 30 años, si tantas vidas perdidas valieron la pena.

Compartido 0 Veces

El general (r) de la Policía contó su versión de los hechos a SEMANA para el especial Palacio de Justicia: 30 años, 30 rostros.

Luis Alberto Moore tiene grabado en su memoria ese 6 de noviembre porque fue el día en que murió el capitán Héctor Aníbal Talero Cruz, uno de sus instructores del curso de pilotos en la Escuela General Santander y uno de sus amigos y compañeros de trabajo.

“Mi labor ese día era llevar al Comando de Operaciones Especiales (Copes) para que ingresara por sorpresa por la azotea del Palacio de Justicia. En ese primer viaje iba el capitán Talero, el primero que desembarcó y desafortunadamente, uno de los primeros muertos”, dice el general, que tuvo que sobreponerse y seguir con su labor. Durante el transcurso de ese día y parte de la noche realizó otros tres viajes para llevar más personal y recoger heridos, entre los que estaban el uniformado Carlos Orjuela.

Aunque sintió temor porque las balas pasaban muy cerca del helicóptero, Moore sabía que tenía que dejar la angustia y superar el dolor por sus compañeros muertos. Como buen uniformado, su trabajo estaba por encima de cualquier circunstancia adversa, mientras en su casa lo esperaba con el corazón en la mano su esposa, embarazada de su primera hija.

“Esos episodios quedan tatuados para toda la vida. Son imborrables. Ese día murieron ciudadanos, magistrados, guerrilleros, personas uniformadas que no debieron morir. Cuando se habla de justicia y reparación nadie se acuerda de esos héroes de la patria, de los que vestían de camuflado y entregaron su vida por cumplir con su deber”, dice el general retirado, que no se ha desvinculado del todo de sus labores del pasado pues hoy gerencia una compañía que trae sofisticados simuladores para el sector aéreo.

Cargando Comentarios...