Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Maestros del país volcaron su protesta en Bogotá

Cientos de docentes llegaron de los 32 departamentos a reclamar ante el ministerio de Educación.

Compartido 0 Veces

El paro de los maestros parece no tener una solución cerca. “Dure lo que dure, cueste lo que cueste, si luchamos como hermanos este paro lo ganamos”, gritaron miles de voces indignadas este lunes frente al ministerio de Educación en Bogotá.

Por un lado, los docentes están convencidos de que el gobierno no respeta sus derechos ni invierte en la educación. Por el otro, está el ministerio, representado por Gina Parody, quien ha afirmado –con contundencia y desafiantemente- que el gobierno ha hecho buenas propuestas y que no piensa negociar en paro.

Ambas partes defienden sus posturas con convicción. ¿Quién cederá primero? Eso es difícil de descifrar. Lo único claro es que el paro no está débil. Cientos de docentes llegaron este lunes desde los 32 departamentos de Colombia para gritarle al gobierno que “el paro solo se levanta con soluciones y no porque Gina Parody o el presidente lo digan”.

Semana.com estuvo en la marcha y se dio cuenta de que el problema de la educación va más allá de la exigencia de un salario digno y el retiro de la evaluación docente.

Son cientos de maestros los que soportaron horas de viaje para llegar a la capital del país y reclamar por las pésimas condiciones de infraestructura de los colegios.
 
“Hay municipios en Córdoba donde las escuelas no tienen internet, donde no tienen unos comedores, donde están hacinados en los salones de clase (…) A veces ni los niños se sienten cómodos”, contó Juan Manuel Mercado, secretario de asuntos jurídicos del Sindicato de maestros de Córdoba.

Pero eso no es lo único. Hay municipios lejanos donde la seguridad es tan poca, que los profesores son extorsionados para poder dictar clase. Incluso, varios docentes le contaron a Semana.com que hay municipios azotados por la guerrilla y bandas criminales en los que han asesinado a los profesores. “¿No debería el gobierno propiciar también un ambiente seguro para la educación?”, dijo un docente.

Hay otras zonas que son de difícil acceso y los profesores deben vivir un travesía para llegar a su destino. “En Bolívar hay veredas donde los profesores deben viajar en chalupa durante horas para poder llegar. Y se ganan hasta 700.000 pesos. Eso no es justo”, renegó Jorge Camacho,  docente en Santa Catalina (Bolívar).

Los problemas de la educación en todo el país son muchos. Solo queda esperar a que alguna de las dos partes ceda y puedan encontrar un solución.

Cargando Comentarios...