Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La mujer que usaba mil caras para robar

Policía desmanteló una banda en la que el 'gancho' era una mujer que se disfrazaba y así facilitaba el robo a sus cómplices.

Compartido 0 Veces

El modus operandi siempre era el mismo, disfrazarse de funcionaria para atraer la atención de sus víctimas y permitir que sus cómplices ingresaran a las residencias a robar.  Se trata de Luz Helena Alfonso Herrera una mujer de 30 años que hoy está tras las rejas luego de que la policía desmantelara una banda responsable de hurto a residencias en el norte de Bogotá.

Los investigadores de la Policía encontraron que la mujer de baja estatura y gran carismática apodada ‘la flaca’, suplantaba a funcionarios de empresas de servicios públicos o la alcaldía para ganarse la confianza de la gente y de esta manera facilitar los robos.

Tras la investigación de la Sijin, se supo que Helena en una ocasión se hizo pasar por una fanática religiosa para ganase la confianza de un pastor evangélico. Luego tras horas de charlas, ella y sus cinco cómplices ingresaron a la iglesia de manera violenta y le robaron al pastor 14 millones de pesos.

En otro hecho, la detenida se disfrazó de agente de Policía para que el dueño de la residencia en Usaquén le abriera la puerta con el fin de notificarlo por una querella. La astucia de la mujer y el descuido de propietario hicieron que los ladrones ingresaran y robaran 50 millones de pesos.

La operación fue la misma para robar a un nigeriano dueño de una peluquería en Suba. La mujer se presentó como una clienta que buscaba masajes, corte de pelo y maquillaje. Una vez más la confianza permitió que los ladrones ingresaran y robaran 12 millones de pesos.

La investigación que duró 12 meses permitió capturar a todos los integrantes de la banda que tenía su centro de operaciones en tres localidades: Usaquén, Suba y Chapinero. Todos serán imputados por los delitos de concierto para delinquir y hurto agravado y calificado.

Helena no tenía orden de captura mientras que tres de los integrantes sí contaban con antecedentes por porte ilegal de armas y estupefacientes.

Cargando Comentarios...