Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Por maltrato, Policía le quitó a un reciclador la custodia de un perro

Se trata del primer caso en Bogotá en el que los policías actúan sin orden judicial, luego de expedida la ley de protección animal.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

El 6 de enero del 2016 fue una fecha especial para los defensores de los animales. Ese día, la Presidencia de la República sancionó una ley que los protegía y determinó, entre otros derechos, que eran “seres sintientes” y no “cosas”.

Pero también la aplaudida Ley 1774 del 2016 estableció modificaciones a los códigos civil y penal. En uno de sus artículos, el 46A, se estableció que los policías podrían hacer “aprehensión” de animales cuando se vulnerara “su bienestar físico”.

Esto fue lo que ocurrió este martes 2 de febrero en el barrio San Antonio de la localidad (Antonio Nariño) sur de Bogotá. Hasta este lugar llegaron agentes de grupo de protección Ambiental y Ecológica de la Policía de Bogotá, quienes tras detectar una agresión le quitaron la custodia del perro de raza French Poodle a un habitante de calle.

Los vecinos del barrio aseguran que el reciclador tomó al perro por el lomo y lo aventó contra la carreta a una distancia de tres metros. Edwin Gutiérrez, quien a esa hora pasaba por la zona, se dio cuenta de lo que sucedía, actuó y le impidió al carretero avanzar. Su pretensión no era otra que la policía tomara medidas ante la agresión del hombre.

Lo que vino después fue la aprehensión del animal por parte de la Policía, esto a pesar de los reclamos del reciclador que no ocultó su disgusto y nunca reveló su nombre. Los uniformados establecieron que en esta no es la única vez que el hombre maltrató al animal. Vecinos reportaron que se le vio golpearlo cuando el canino no le hacía caso.   

En los exámenes realizados por una veterinaria de la zona a la cual fue conducido el animal, los médicos encontraron que tenía grandes porciones de pelo enredado y pulgas, también le encontraron una lesión en una pata y los testículos hinchados, al parecer producto de agresiones.

La jefe del grupo de la Policía Ambiental y Ecológica de Bogotá, teniente Lady Pinzón, le confirmó a Semana.com que este es el primer caso en que la policía le retira a su propietario la custodia de un animal. “Ahora la ley nos permite esa posibilidad, no se necesita una orden judicial porque lo que se busca es garantizarle la vida”, reconoció.

Tras el baño, el corte de pelo, la desparasitación y la atención para determinar su real condición de salud, el canino quedó en manos de la Fundación Confabula que, una vez recuperado, entregará el perro en adopción.

Esta historia deja  en evidencia la idea de que en adelante la Policía podrá quitarle la tenencia de los animales a sus propietarios si detectan agresiones.

Cargando Comentarios...

LO MÁS VISTO