Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Santos vivió la tragedia de montar en TransMilenio

El mandatario recibió las quejas de los usuarios que a diario se transportan en este sistema.

Compartido 0 Veces

El presidente, Juan Manuel Santos, montó en TransMilenio y vivió en las palabras de otros, la tragedia de lo que es viajar por troncal de la Caracas, una vía que suma todos los males del sistema: alto tráfico de usuarios, robos y losas averiadas.

Santos dejó a tras su camioneta blindada, pagó pasaje e hizo el viaje desde la estación Bicentenario hasta la estación de la Calle 63, en la zona de Chapinero en Bogotá. Allí el presidente lideraría el lanzamiento del plan de seguridad para esta Navidad.

En el camino, el mandatario se tomó fotos con niños, saludo usuarios, pero sobre todo dialogó con varias personas que sin reservas se quejaron por el servicio: la más sonada, la inseguridad en la troncal. “Así lo reconoció el propio mandatario en su cuenta de Twitter. Usuarios de @TransMilenio me dicen que les preocupa inseguridad, ordené a @PoliciaColombia aumentar vigilancia”.

Este no es un mal reciente, en octubre Semana.com reveló que en lo que iba corrido del año se registraron 392 denuncias por robo en ese sistema. En esa oportunidad la Policía reportó 680 capturas de personas sospechosas de haber cometido este delito. Lo cierto es que los números podrían ser aún mayores si se comparan con las denuncias que no se realizan o las que se hacen por internet.

De pie y entre bache y bache, Santos también vivió las penurias que a diario tienen que vivir los pasajeros. Las losas de la troncal están semidestruidas. Desde la misma administración se habla de que la reconstrucción costaría al menos 800.000 millones de pesos. La alcaldía no cuenta con ese dinero aunque Gustavo Petro puso el tema como una prioridad para el 2015.

Los hundimientos y fracturas de las lozas han generado otro problema, la inadecuada frecuencia de llegada de los articulados a las estaciones. Los usuarios se quejan porque TransMilenio no envía buses, la realidad es que estos tienen que disminuir la velocidad a cero para evitar accidentes lo que genera desorden en los tiempos.

Aunque Santos realizó gran parte del viaje de pie y el articulado no estaba totalmente lleno, el presidente si sintió la incomodidad de viajar en un transporte que en hora pico moviliza 46.000 pasajeros, cifra que revela que ya llegó al tope y que este podría colapsar.

Tras los reclamos seguramente ahora los usuarios esperan que el presidente le entregue una solución a estos problemas. Por ahora, Santos invitó a los capitalinos a usar TransMilenio con “respeto”.

Cargando Comentarios...