Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Semana en vivo: 25 años de la ‘Séptima Papeleta’

Expertos debatieron en ‘Semana en Vivo’ las lecciones en el aniversario de la ‘Séptima Papeleta’.

Compartido 0 Veces

Este miércoles conversaron con María Jimena Duzán, Claudia López, Paloma Valencia, Óscar Sánchez y Alejandra Barrios acerca de lo que dejan estos 25 años del movimiento estudiantil de la Séptima Papeleta y la posibilidad de una nueva asamblea constituyente.

Recordando su participación en el movimiento estudiantil de 1990, la directora de la MOE, Alejandra Barrios, sostuvo que el gran avance de la constitución de 1991 es que pudo atender la crisis que vendría en los siguientes 25 años y que no habría tenido capacidad de respuesta con la carta de 1886.

“Aumentó terriblemente la violencia, los partidos se convirtieron en feudos electorales, no existen los mecanismos para que la gente joven pueda participar en los partidos y no se mira a las regiones. Ha habido muchos problemas, pero aún existe esperanza”, dijo Barrios.

La senadora de la Alianza Verde, Claudia López, recordó que lo que la motivó a participar en la ‘Séptima Papeleta’ fue el desánimo que le dio no poder ejercer su ciudadanía con plenitud. “Desde el primer día que obtuve mi ciudadanía, quería votar pero tres de los candidatos presidenciales que yo apoyaba terminaron muertos: Galán, Jaramillo Ossa y Pizarro. Sentí que me habían puesto una mordaza, que eso no podía ser posible y por eso promovimos el cambio constitucional. Lamentablemente mientras nosotros pensábamos que estábamos cambiando el mundo, en las regiones estaban matando gente indiscriminadamente. El narcotráfico ‘autonomizó’ a los políticos de la gente, ya no existe un compromiso con la gente, ya no necesitan llevar un mínimo de bien público. Ahora bien, con o sin constituyente, si el Congreso no demuestra que puede funcionar, el país no puede detenerse. Hay que unir a las personas en torno a la organización social para que se movilice en defensa de sus intereses”, concluyó López.

Para el secretario de educación de Bogotá, Óscar Sánchez, el problema actual de la democracia es quienes concentran todo el poder y como lo usan contra las personas. “Todo el régimen de contratación está hecho para que arrodillen a los funcionarios y expolien a los ciudadanos. Las garantías que logramos tener en la constitución se han estado perdiendo, tenemos que avanzar en revalidar el pacto pluralista fundacional. Así como cuando fui joven, aún tengo esperanzas de que los jóvenes logren cambiar los valores y que el Estado los ayude para que se conviertan en la generación de la paz”, concluyó Sánchez.

Aunque no perteneció a la generación que promovió el cambio constitucional de 1991, la senadora por el Centro Democrático, Paloma Valencia, sostuvo que aunque se avanzó con la nueva constitución, el país se dio cuenta de que el problema no era la institucionalidad, sino la práctica política.

“Al Estado no le duele el clamor de los ciudadanos. Aquí hay una indiferencia burocrática creyendo que escribiendo cosas salvan al país. No es que las instituciones que creó la Constitución del 91 estén mal, son las personas que manejan esas instituciones. Se sigue planteando que desde Bogotá se arregla el país y eso no es viable. Los ciudadanos no tienen compromiso con la ley y al Estado no le interesan las regiones. Frente a la posibilidad de una constituyente, creo que debemos dejar que las instituciones maduren y evitar ‘barajar’ de nuevo cuando no nos gusta el orden del país”, afirmó Valencia.

Cargando Comentarios...