Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Yo no soy un matador, soy un torero”

César Rincón, Antonio Sanguino, Martha Lucía Zamora, Alfredo Molano y Angélica Lozano debatieron sobre el fallo de la Corte Constitucional que reestablece la fiesta brava en Bogotá.

Compartido 0 Veces

Las corridas de toros vienen siendo uno de los más temas recurrentes en Bogotá. La huelga de hambre de los novilleros y las manifestaciones de los animalistas en contra de la fiesta brava han sido, respectivamente, las herramientas de lucha de cada grupo de seguidores.

César Rincón, uno de los más reconocidos toreros de la historia, recordó los porqués de hacer el gran plantón a favor de la tauromaquia en la Santamaría. “Lo hice motivado por los novilleros que han hecho despertar el sentido de pertenencia”.

En medio de la discusión, Rincón afirmó que es un error “comparar una mascota con un animal que nace para el combate”, argumento que, según el torero, muchos animalistas usan en contra de los toros.

El concejal por el Partido Verde Antonio Sanguino, miembro de lo que fue la bancada animalista, enfocó sus argumentos en el uso de recursos de la nación en algo privado: “Lo que sucede es que las libertades individuales de la población no deben ser financiadas con los recursos públicos”.

De la misma manera ratificó no estar “dispuesto a que con mis impuestos se financie una actividad que ofende la civilización”, la cual está alejada de: “una actividad cultural o artística como la ópera”.

La secretaria General de la Alcaldía, Martha Lucía Zamora, manifestó que “los medios se han encargado de no dar a conocer la realidad” sobre el cumplimiento del fallo de la Corte Constitucional.

Si bien el Alto Tribunal tumbó la restricción de las corridas de toros en Bogotá, la secretaria trajo a colación que la plaza de toros, en este momento, no está en condiciones para recibir un evento de las magnitudes de una feria taurina. Pero recordó que “ya la Curaduría Cuarta expidió la licencia para su reacondicionamiento” y en año y medio estará lista para los toreros.

Otra postura dejó la representante a la Cámara por Bogotá, Angélica Lozano. Aunque afirmó que nunca asistiría y no es de su gusto la fiesta brava, “no podemos caer en el radicalismo de limitar los derechos de una afición”.

La representante ve con buenos ojos las regulaciones “que se han hecho desde el Estado” en relación a no fomentar la tauromaquia en zonas donde nunca ha sido tradición y sentenció que sería “un pecado construir una nueva plaza de toros” en algunas de estas zonas. A su vez dejó claro que el círculo de la fiesta brava no es una minoría sino “un grupo de interés”.

Para finalizar, Alfredo Molano, una de los personajes que ha defendido esta práctica y al cual más críticas le han caído por sus puntos de vista en otros temas, afiló a decir que este tema es más por un beneficio político particular que por algo en pro de los animales. “Hay otra dimensión de esta discusión: las electorales de Petro”.

Cargando Comentarios...