Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“No se olvida, lo que ni se considera”

Salud Hernández, César Jerez y Édwar Álvarez debatieron en Semana en Vivo la situación en el Catatumbo.

Compartido 0 Veces

La semana pasada, la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat) constituyó –sin el aval del Gobierno–, la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo.

Esta figura se creó en el gobierno de César Gaviria, por medio de la Ley 160 de 1994 en la que se estipuló que se crearían alrededor de 50 de estas zonas. Su objetivo, según la legislación, es el de fomentar y estabilizar la economía campesina. Limitar, por ejemplo, los monocultivos con el propósito de crear las condiciones para el logro de la paz y la justicia social.

Desde entonces se han creado solo seis, y este mismo número están en proceso de consolidación. Hoy han vuelto a ser noticia porque forman parte sustancial del punto uno, sobre desarrollo agrario, acordado con el Gobierno y las FARC en La Habana.

En el Catatumbo confluyen todos los actores del conflicto colombiano: está el frente 22 de las FARC, comandado por ‘Pastor Alape’; el bloque nororiental del ELN y la banda criminal de ‘Megateo’, un exmiembro del EPL desmovilizado en 1994 y cuyo poder intimidador en la zona se asienta cada vez más.

En esta región, alias ‘El Iguano’ mantuvo sus hornos crematorios, en los que terminó con la vida de cientos de campesinos acusados de colaborar de la subversión. Además, los cultivos de coca se han incrementado en los últimos años y su condición de zona fronteriza con Venezuela hace que esta región tenga todos los ingredientes de un coctel explosivo.

El descontento dentro de la población sigue latente, ya que el Gobierno no cumplió con lo pactado en el paro agrario de hace un año.


Cargando Comentarios...