Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Si en La Habana se puede sentar De la Calle con Márquez, ¿por qué no hacer lo mismo en los territorios?: Jaramillo

Jody Williams, Jineth Bedoya y Sergio Jaramillo reflexionaron en Semana en Vivo sobre el estado actual del proceso de paz que adelanta el Gobierno con las FARC en Cuba.

Compartido 0 Veces

El alto comisionado para la paz Sergio Jaramillo explicó en el marco del Hay Festival en Cartagena de qué trata el plan del Gobierno Nacional de construir un programa que acerque la paz a los territorios.

La idea, según Jaramillo, es articular a las regiones con la discusión sobre un final de conflicto armado con una estrategia en la que predominen la educación y la inversión social.

“Realmente va a haber cambios en los territorios y un esfuerzo por llevar bienes públicos al campo, comenzando por la educación, para satisfacer los derechos a la población rural”, indicó.

Jaramillo sostuvo que la construcción de los acuerdos que se está llevando a cabo en La Habana ha sido un proceso de aprendizaje. “Toca entenderse así mismo e identificar sus propias debilidades, que no son pocas”. Y añadió que si en La Habana se pueden sentar a dialogar en una misma mesa Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, e Iván Márquez, vocero de las FARC, se puede hacer lo mismo en los territorios.

Al respecto, la Premio Nobel de Paz Jody Williams aseguró que tanto el Gobierno como la guerrilla “deben cumplir su palabra” de poner en firme políticas que garanticen el desminado de las zonas que se han identificado en el territorio nacional.

Por su parte, la periodista y ex secuestrada Jineth Bedoya, quien hizo parte del tercer grupo de víctimas que viajaron a un encuentro con las FARC en La Habana, manifestó que el proceso de perdonar es largo y difícil para una víctima.

“De los autores materiales está detenido uno y de los intelectuales ninguno está en la cárcel. El Estado, el Gobierno, lo militares y parte de la guerrilla comían del mismo plato corrupto y luego ante la opinión pública eran enemigos. Esto ha sido un proceso de total impunidad”, anotó.

Sin embargo, admitió que es necesario ceder un poco para entablar un proceso de reconciliación, pero recalcó que esto “no significa que no se pueda reclamar justicia”.
 

Cargando Comentarios...