Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Si el centralismo no acaba, va a ser muy traumático el posconflicto”

En el sexto conversatorio del proyecto Gobernantes y Posconflicto, realizado con los gobernadores del país, los funcionarios manifestaron sus preocupaciones sobre la implementación del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

Compartido 0 Veces

A dos semanas de la refrendación del acuerdo de paz en Colombia, se llevó a cabo el sexto encuentro con alcaldes y gobernadores, organizados por Publicaciones Semana, para debatir acerca de las preocupaciones que tienen los mandatarios locales frente al posconflicto.

En esta ocasión, los mandatarios de Antioquia, Valle, Risaralda, Quindío, Caldas, Guainía y la representante del gobernador del Huila presentaron sus inquietudes ante representantes del Gobierno Nacional, de entidades como la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, la Agencia Nacional de Tierras, la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) y organizaciones como la Federación Nacional de Departamentos y Colombia Líder.

En medio del debate, los mandatarios regionales fueron enfáticos en señalar que uno de los mayores retos que traerá el posconflicto será lograr romper las dinámicas centralistas que tradicionalmente ha tenido el país. De no ser así, toda la infraestructura que proponen los acuerdos correría el riesgo de quedarse en el papel.

“Se habla de descentralización administrativa ¿pero cómo? Un proyecto de agua tiene que pasar por una ventanilla de un ministerio y por otra. Así se vuelven eternos los procesos y la verdad es que cada día las decisiones se toman desde Bogotá. Si eso no se soluciona va a ser muy traumático avanzar en el posconflicto”, expresó Sigifredo Salazar Osorio, gobernador de Risaralda.

Para este y otros mandatarios es necesario que el Gobierno Nacional les dé la mano. No sólo atribuyendo más responsabilidades a los territorios, como rezan los acuerdos, sino agilizando la entrega de recursos para poder cumplir con las expectativas que ha generado la paz en todas las comunidades.

Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle del Cauca y presidenta de la Federación Nacional de Departamentos, explicó, por su parte, que además de recursos debe construirse “una arquitectura institucional eficiente”, donde se sepa claramente cómo van a operar los gobernadores y las instituciones.

“En el Valle hay toda la tierra que ustedes quieran, pero está ahí sin producir. El territorio tiene más de 500 mil víctimas. Hagamos proyectos con esa tierra, pongámoslos a trabajar, hay que construir mecanismos para viabilizar”.

En relación con este tema, otra de las preocupaciones que advirtieron los asistentes es la falta de reconocimiento que se le da actualmente al rol de los campesinos en Colombia.

“No tienen seguridad, no se jubilan, no tienen vacaciones, son ciudadanos al margen de la ley. No porque quieran estarlo, sino porque la ley no les permite nada más”, argumentó Luis Pérez, gobernador de Antioquia.

“La gente no se ha dado cuenta que hacer un campesino es muy difícil. Es más fácil hacer un doctor que un campesino, porque para ser campesino se necesita vocación, toda una vida. Hay que volver a explicarle a la gente que esta puede ser una oportunidad para transformar esa visión”, finalizó el mandatario antioqueño.

A su vez, compartió que, según los estudios realizados por su gabinete, el posconflicto le costaría al departamento de Antioquia unos 11 billones de pesos.

Ante estas y otras preocupaciones de los gobernadores, Lina Ibáñez, asesora de la Oficina del Alto Comisionado Para la Paz en temas de Paz Territorial, explicó que desde el Gobierno se está trabajando por flexibilizar la entrega de recursos.

“Viene una reforma del Sistema General de Participación y desde el Fondo para el Posconflicto, va a haber recursos externos de cooperación y también propios para la cofinanciación. Sin embargo, deben ser conscientes que ahora van a dispararse nuevos conflictos, y una forma de hacerles frente es con la actualización de ordenamiento territorial”.

Finalmente, los gobernantes hicieron un llamado al presidente Juan Manuel Santos para que sean tenidos más en cuenta.

“Somos los intermediarios entre los municipios. Nosotros somos los que tenemos que mantener la paz en los territorios pero cada vez es más complejo gobernar. Ser gobernante es sinónimo de corrupción y en esa medio de esa desconfianza es que se ha centralizado el gobierno. Deben darnosla nuevamente, necesitamos poder administrar autónoma y eficientemente”.

En los conversatorios anteriores, participaron alcaldes del Pacífico, la Costa Atlántica, el sur y el centro del país, y las ciudades capitales, que manifestaron sus inquietudes sobre la falta de recursos y las pocas claridades que existen sobre algunos temas relacionados con la implementación de los acuerdos.

En los anteriores conversatorios del proyecto Gobernantes y Posconflicto alcaldes del Pacífico, la costa atlántica, el sur y el centro del país expresaron sus preocupaciones por la falta de recursos y las trabas que pueden afectar la implementación del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

Cargando Comentarios...