Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Un año viviendo bajo las ruinas de Haití

Un grupo de colombianos dirigido por Marinson Buitrago se volvió el salvavidas de una isla destruida

Compartido 0 Veces

Marinson Buitrago, ingeniero electrónico y socorrista

Llegó 30 horas tras el terremoto. Se quedó un año y ayudó a resucitar al país.

La misión de la Cruz Roja Colombiana (CRC) en Haití, dirigida por Marinson Buitrago, tuvo un rol decisivo para detener la tragedia. Rescató a cientos de personas, apoyó hospitales y ayudó a abastecer lugares donde la sed y el hambre desataron una inédita emergencia humanitaria. Buitrago y los suyos marcaron la historia de la CRC, confirmaron que la experiencia colombiana tiene perfil de exportación y dejaron una lección. Colombia es capaz de sacar provecho al dolor que ha vivido y de servir al mundo con conocimiento.

Nacido en 1974 en Buenos Aires, Cauca, Buitrago entró a la CRC con 10 años en Popayán. Se formó en Matemáticas y así se volvió especialista de telecomunicaciones. Pero siempre sobresalió por su liderazgo, primero en Cauca y, luego, en Bogotá en el Directorio de Juventud.

El 12 de enero de 2010 estaba de vacaciones en Popayán, cuando el sistema de alertas de Naciones Unidas informó sobre “una alarma peor que la del huracán Katrina”. En pocas horas armó un equipo de 32 personas. Y a las nueve de la noche del día siguiente llegó a Puerto Príncipe. Pensaba “que me iba a quedar unos 15 o 20 días”. Se quedó un año.

Encontró un país en decadencia. “El 80 por ciento de los tomadores de decisiones había muerto, y la ciudad era un anfiteatro”. Vio edificios caídos “como si fueran tortas”, escombros y cadáveres en las calles. Los hospitales, “donde en pocos días hubo incontables amputaciones”, pronto colapsaron. Pero el drama no lo detuvo.

Pocos socorristas pasaron tanto tiempo en Haití. Durante los meses que estuvo allá, Buitrago vio aumentar el sufrimiento en la medida en que desaparecía el interés internacional. Pero dejó una huella enorme. La CRC ayudó a detener una ola de cólera y construyó una bodega para manejar abastos y salvar de la hambruna al pueblo de Lafiteau. Levantó el centro médico de Bercy y recorrió poblaciones donde fue dejando lo que pudo: albergues, casas, colchonetas y productos de aseo. “Terminamos de construir una escuela”, recuerda. “Allá, hasta hoy, hay una placa de la CRC y una pared con los colores de de Colombia”.

El 22 de diciembre regresó y nunca buscó protagonismo. Hoy dice complacido: “Sin hacer ruido, logramos muchísimas cosas”.

Dirección del proyecto: Camilo Jiménez Santofimio / Producciónfotográfica: Juan Carlos Sierra (editor) y Daniel Reina / Videos: DiegoLlorente (editor), José Malagón, Andrés Barajas y Alex Guerrero /Dirección de Nuevos Medios: Juliana Rojas / Editor para dispositivosmóviles: Mauricio Quevedo / Reportería y producción: Martha Segrera yLaura Ballesteros / Redes sociales: Fabián Cristancho / Fotografía:Archivo Semana, Archivo Cruz Roja, AFP, AP.


Cargando Comentarios...