Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Locura en Villavicencio: terrible agresión entre limpiavidrios y conductor

En video quedó registrada una dramática secuencia que muestra cómo dos hombres destruyen el carro de un particular que previamente los había atacado.

Compartido 0 Veces

Locura. No hay otra forma de explicar lo que ocurrió en una de las esquinas más transitadas de Villavicencio en el Meta, en la tarde del jueves primero de septiembre. En video, quedó registrado cómo dos hombres vandalizan un carro entre gritos e improperios. Con palos, cuchillos y piedras destruyen el automotor para cobrar venganza de un acto de violencia previo. Todo ante la mirada de uniformados de la Policía.

Mientras que los hombres destruían el carro blanco, denunciaban que el conductor había agredido gravemente a uno de los implicados unas cuadras atrás. De acuerdo con lo que aseguró uno de los involucrados, el conductor había golpeado a un joven limpiavidrios después de haberle advertido que no quería pagar por el servicio que le había prestado. En las imágenes se ve como el joven sangra profusamente por una herida en su cabeza.

En un sólo episodio quedaron retratados varios de los cánceres que están carcomiendo las urbes colombianas. En primer término, lo ocurrido fue un acto de intolerancia extremo. El conductor del vehículo, según los testimonios, agredió y amenazó a una persona que quizá se excedió en los límites de la confianza. Pero es claro que nada justifica tamaña agresión. Tamaño nivel de violencia.

Lo que siguió después fue una escena repetida en las calles colombianas. Los que en principio eran víctimas se convierten en victimarios por ejercer la justicia por mano propia. Los hombres que se dedican a limpiar vidrios no dejaron que ninguna autoridad mediara y destruyeron propiedad privada. Aclararon, a los gritos, que un policía no había detenido al conductor antes de que se desatara la locura.

Precisamente, la Policía presente en el sitio resulta ser el tercer síntoma de una demencia generalizada. En la secuencia se puede ver claramente cómo alrededor de los protagonistas hay varios uniformados que se dedican a ver lo que ocurre antes de intervenir. La intervención de los uniformados fue tímida y esperó hasta que todo estuviera consumado.

Para completar el entorno enrarecido están los transeúntes. Mientras que las agresiones aumentan, la aglomeración crece. Pero lejos de intervenir o tratar de llamar a la cordura o la mínima civilidad, tan sólo se dedican a levantar su teléfono celular y grabar entre murmullos lo que ocurre.

En cuestión de horas, las imágenes llegaron a las redes sociales y todo terminó en un nuevo video viral. Un contenido que se propaga con rapidez y que seguramente se olvidará con la misma celeridad. Lo más seguro es que este tipo de escenas dignas más de una película de terror que de una urbe civilizada volverán al estrado indolente de internet.

Las autoridades anunciaron investigaciones. La Fiscalía tendrá a cargo el caso, y los investigadores tendrán que determinar las razones de lo ocurrido. Los implicados habían sido conducidos a la estación de policía más cercana, pero en cuestión de horas fueron liberados. Lo ocurrido fue considerado como una falta menor.

Cargando Comentarios...