Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

En video: Desde el aire el papa bendijo a la Virgen que calma las tempestades

Eso dicen los navegantes que se encomiendan a ella. En 2015 fue retirada del mar por una avería que le adjudicaron erróneamente a un rayo.

Compartido 0 Veces

Si la Virgen de la Bahía pudiera hablar habría que disponer de una buena cantidad de horas para sentarse a escuchar sus aventuras.

La estatua que bendijo el papa Francisco desde el helicóptero antes de llegar al aeropuerto Rafael Núñez, ha pasado por toda suerte de tribulaciones.

Le sugerimos: La humilde casa que ni en sueños Lorenza creyó que el papa visitaría

Comenzando porque esta figura a la que se encomiendan los pescadores y navegantes, no siempre estuvo en el mar.

Durante varios años la Virgen pasó sus días en tierra firme, en un sitio conocido como El Reducto en Cartagena. A Sergio Londoño Botero, padre del actual alcalde Sergio Londoño Zurek, se le ocurrió la idea de llevar el pesado monumento al mar en 1989.

Puede interesarle: Las vidas paralelas de Francisco y Pedro Claver, el santo al que visitará en Cartagena

Desde esa época los pescadores comenzaron a rezarle. Los pedidos de auxilio por los avatares propios del mar tuvieron, por fin, un destinatario.

Reyes Manuel Llerena -24 años- pilotea una lancha desde que su papá, ya viejo, hizo un paso al costado. Hace un par de años, saliendo de Bocachica en la isla de Tierrabomba, Reyes vio caer al agua a su bebé de 3 meses y a su esposa, en medio de un mal movimiento de la lancha.

Durante dos horas este joven estuvo luchando con el agua para arrebatarle a su niño y a su mujer. Reyes no sabe ni cómo hizo para sacarlos a flote. Lo único que atina a decir es que desde ese día no hace sino agradecerle a la Virgen que su familia esté a salvo.

El 9 de agosto de 2015, Cartagena se despertó con tormenta eléctrica y con la noticia de que a la Virgen se le habían caído dos piezas de la parte superior. Muchos creyeron que se trataba de un rayo.

Las partes quedaron en el fondo del mar. Buzos de la Armada Nacional se demoraron cinco semanas en rescatar esos pedazos que parecían irremediablemente perdidos. Luego vino el arduo proceso de reparación. La operación se llevó a cabo en la base naval, en coordinación con el artista Carlos Rodriguez Arango, quien en su momento, desmintió aquello del rayo.

Consulte: La Cartagena que esconden para los grandes eventos es la que conocerá el papa

La Virgen se averió por una falla en la construcción misma de la estatua.

A 10 minutos del puerto de La Bodeguita se puede llegar hasta la estatua, que continúa allí, firme, en medio de las aguas y de la mirada de los navegantes que por allí pasan persignándose. Este domingo y desde el cielo, literalmente, le cayó una bendición que le augurará calma, quién sabe por cuantos años más.

Cargando Comentarios...