Domingo, 22 de enero de 2017

| 2008/10/31 00:00

Crisis golpeará Plan Colombia

El Plan Colombia, la estrategia antidrogas puesta en marcha en 2001, sentirá los efectos de la crisis financiera mundial, que golpea a Estados Unidos, su principal financiador.

Crisis golpeará Plan Colombia
;
BBC

"Lo que veo yo para el futuro no es la eliminación de nuestro apoyo, sino una reducción gradual. Tengo optimismo de que esa reducción va a ser gradual y no va a ser tremendamente brutal", anunció recientemente el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield.

¿Qué tanto? En diálogo con BBC Mundo, Arlene Tickner, profesora de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, señala que la reducción de los aportes de Estados Unidos al Plan Colombia es "inevitable" y advierte que aún no se sabe "en qué montos y si será paulatina o rápidamente".

Para estudiosos del Plan Colombia, como Daniel Mejía, profesor asociado de Economía de la Universidad de los Andes, "a Colombia se le enredan las cosas con la disminución de la ayuda de Estados Unidos".

Mejía y Pascual Restrepo, otro investigador de la Universidad de los Andes, hicieron un estudio económico del Plan Colombia, donde evaluaron su componente militar y social.

Una de las conclusiones del estudio, que está próximo a ser publicado, es que disminuir en un kilo la oferta de cocaína en las calles de Estados Unidos le cuesta 15.000 dólares al gobierno de ese país y entre 5.000 y 6.000 dólares al de Colombia.

El experto no cree que Colombia podrá suplir lo que Estados Unidos deje de hacer en ese programa antidrogas, que también implica tareas de fortalecimiento de la democracia y promoción de derechos humanos.

"A Colombia le quedaría difícil poner más recursos en un escenario de crisis mundial que también la va a afectar", sostiene.

Pero, además, Mejía anticipa que ante un probable triunfo de Barack Obama en la presidencia de Estados Unidos también pueden cambiar las proporciones de la ayuda de ese país.

Presión por el componente social

"Los demócratas van a presionar para que haya más inversión social que militar en el Plan Colombia", indica.
 
Mejía es crítico con la destinación que se les da a los recurso del Plan Colombia. Por ejemplo, considera que para Estados Unidos invertir en tareas de erradicación de cultivos ilícitos "es botar la plata a la basura".

Y lo explica así: "Una hectárea cultivada con coca le produce una ganancia de entre 5.000 y 7.000 dólares al productor mientras que una hectárea de café no le produce más de 500 dólares. El gobierno colombiano no es capaz de sostener esto a largo plazo".

Por eso, Mejía sostiene que Estados Unidos debería centrar sus esfuerzos en tareas de interdicción de cargamentos de droga ¿para evitar que la droga llegue a su territorio-, mientras que Colombia debería focalizarlos en la erradicación de cultivos.

En el Plan Colombia el gobierno de Estados Unidos pone el 60 por ciento de los recursos y el de Colombia el restante 40 por ciento.

Estados Unidos aportó unos 5.000 millones de dólares en los primeros ocho años de la iniciativa.

Aunque todavía no se sabe en qué proporción serán recortadas las contribuciones de ese país, los recursos de 2009 no serían tocados. El congreso de Estados Unidos ya aprobó 542 millones de dólares.

Sin embargo, si se compara lo entregado en 2007 (618,9 millones de dólares) con lo de 2008 (543 millones de dólares), la ayuda de Estados Unidos ya había comenzado a decrecer.

Y también comenzó a cambiar la proporción de lo militar y lo social del Plan Colombia. Mientras en la primera fase del Plan Colombia Estados Unidos dedicaba el 76 por ciento de sus recursos a lo militar y el resto a lo social, en 2009 lo militar se llevará el 56 por ciento de la ayuda y lo social el resto.

La gran pregunta es en cuánto se va a recortar la ayuda en los próximos años y qué efectos tendría en la cocaína que se produce en Colombia y nutre a consumidores de Estados Unidos y Europa.

¿Más cocaína?

Mejía no duda en afirmar que un recorte "beneficiaría" a los narcotraficantes, que "producirían más cocaína".
 
Otros, como el ex canciller colombiano Rodrigo Pardo, declaran a BBC Mundo que así haya recortes, "mientras esté (Hugo) Chávez (en Venezuela), Estados Unidos aportará recursos" para el Plan Colombia.

Ricardo Vargas, un experto en narcotráfico que trabaja para Acción Andina, le dice a BBC Mundo que, a pesar de las reducciones, lo importante es que en Estados Unidos siga la presión para que cada vez más los recursos del Plan Colombia vayan a lo social.

"En Colombia ya hay una discusión novedosa: sobre a qué va la ayuda en lo social y si lo social se considera como parte de la guerra o se reformula como un ingrediente de desarrollo regional y lucha contra la pobreza", señala Vargas.

Pero esa discusión apenas comienza y todavía es muy temprano para saber de qué proporción serán los recortes y a dónde irán los recursos que Estados Unidos destine en el futuro al Plan Colombia.

Gane quien gane las elecciones, y a pesar de que ahora los demócratas apoyen más lo social que lo militar, no sobra recordar que el programa nació bajo el gobierno de Bill Clinton.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.