Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/23/2009 12:00:00 AM

¿Cómo vamos con las metas del milenio?

La primera evaluación sobre desarrollo social de las regiones muestra que, a pesar de su riqueza, el Valle del Cauca es uno de los departamento más rezagados.

Como unos buenos alumnos, los departamentos de Cesar, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Tolima y Antioquia vienen trabajando duro para lograr los objetivos del desarrollo del milenio, como lucha contra la pobreza, mortalidad infantil, y otros indicadores de desarrollo.
 
Este grupo se llevó los aplausos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud (miembro de Colombia Líder, un proyecto de varias entidades, incluida la Revista SEMANA) que midió cómo van los departamentos del país en el cumplimiento de estas metas fijadas para 2015.

Hay un siguiente bloque en el que están Bolívar, Nariño, Casanare, Huila, Risaralda, Arauca, Caquetá, Atlántico, Cauca, Caldas, Magdalena, La Guajira, Guaviare, Amazonas y Quindío que están en un punto intermedio y que requieren mayores esfuerzos.

Pero los que están definitivamente quedados son Sucre, Vaupés, Meta, Córdoba, Norte de Santander, Chocó, San Andrés, Vichada, Putumayo, Guainía y el Valle del Cauca. “Valdría la pena saber qué pasó con este último departamento, que en todas las mediciones que se hicieron se observa rezagado”, señaló César Caballero, coordinador del Proyecto Objetivos de Desarrollo del Milenio para Colombia, del Pnud.

Para este análisis, el Pnud tomó los 32 planes de desarrollo de los actuales mandatarios departamentales y evaluó si incluyeron el tema de los objetivos del milenio, si se fijaron metas ambiciosas para cumplir y desde que punto partieron en cada indicador. Finalmente evaluó con qué recursos piensan avanzar los mandatarios en este propósito.

Al evaluar en conjunto los avances se concluye que los mayores esfuerzos se concentran en las metas que tienen que ver con salud infantil (vacunación Triple viral, vacunación DPT, mortalidad en menores de 1 año y de 5 años) al igual que cobertura de terapia antirretroviral.

Avances importantes se encontraron en los indicadores relacionados con la educación básica, tanto primaria como secundaria, al igual que la mortalidad por cáncer de cuello uterino y acueducto urbano. En estos objetivos se puede anticipar que los departamentos cumplirán las metas que se trazaron.

Sin embargo, requieren un mayor esfuerzo los temas relacionados con la educación a niveles de preescolar y educación media, junto a los indicadores de salud sexual y reproductiva y el saneamiento principalmente en el área rural.

El tema que más atraso presente en la casi totalidad de departamentos es el relacionado con ‘género’. En este punto, dice César Caballero, los mandatarios parecieran que no estuvieran interesados en avanzar. Estos objetivos son muy importantes porque buscan eliminar las desigualdades entre género en la enseñanza primaria, secundaria, en materia salarial, en asuntos de violencia, y en participación de la mujer en los niveles de decisión de las diferentes ramas del poder público. Otro indicador con menor presencia y menos recursos es el relacionado con sostenibilidad ambiental y vivienda.

En cuanto al aspecto financiero, el Pnud detectó que planes de desarrollo de los 32  departamentos cuestan 64 billones de pesos y de esta suma, aproximadamente 41 billones (el 64 por ciento) están destinados a programas que tiene que ver con los objetivos del milenio. Sin duda una buena noticia.

Se espera que en la medida que los departamentos en forma individual avancen en los objetivos, el país en su conjunto podrá también acercarse a las metas nacionales. Los actuales mandatarios regionales terminan sus períodos en el 2011 y quedan cuatro años para que los siguientes impulsen el cumplimiento de este ambicioso plan cuays metas deben cumplirse idealmente en 2015.

Poco avance en lucha contra la pobreza
Desafortunadamente, dos de las metas más relevantes que se fijaron los 189 países de Naciones Unidas se ven muy lejanas para Colombia. Se trata de los indicadores de pobreza e indigencia. En pobreza la línea base con que arrancó el país la medición en el 2005 era de 50 por ciento. El objetivo es bajar a 28,5 por ciento en el 2015. Sin embargo, sabemos que en la última medición que entregó el Dane se informó que la línea de pobreza está en el 46 por ciento. En cuanto a indigencia el punto de partida fue 15,4 por ciento y la meta es bajar al 8,8 por ciento. A la fecha el indicador de indigencia está en el 17,8 por ciento.

Cabe recordar que Colombia estableció 53 indicadores o metas y esto quedó establecido en el Conpes 91 de 2005. De este número, 43 se aplican al ámbito departamental.

El país todavía está a tiempo de presionar el acelerador para avanzar en estos objetivos del milenio que han sido considerados por Naciones Unidas como el primer escalafón del desarrollo humano y una estrategia para el desarrollo de los países.


Algunas de las metas para Colombia

Pobreza: de 50 por ciento bajar a 28,5 por ciento.

Indigencia: de 15,4 por ciento a 8,8 por ciento.

Reducir de 2,8 a 1,5 por ciento el porcentaje de personas que viven con menos de un dólar diario.

Reducir de 10 a 3,0 por ciento los niños menores de 5 años con peso inferior al normal.

Reducir de 17 a 7,5 por ciento las personas que están por debajo del consumo de energía mínima alimentaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.