Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/02/16 00:00

Buscan resolver situación de desplazados que tomaron edificio

Buscan resolver situación de desplazados que tomaron edificio

Este lunes, las autoridades distritales, la Personería de Bogotá, Bienestar Familiar y Acción Social evalúan la manera de resolver los problemas de 71 desplazados que se tomaron un edificio en Bogotá entre las carreras 17 y 19, sobre la calle 24.

Reclaman que se les han incumplido compromisos pactados con el gobierno, el mismo reclamo con el que justificaron las tomas al Parque de la 93 y de la Personería de Bogotá el año pasado.

Al igual que en esas ocasiones, ahora dicen que no se irán del edificio, que carece de servicios de luz y agua, hasta que encuentren garantías de cumplimiento de los acuerdos que consideran incumplidos.

De acuerdo con Ariel Suárez, quien ha tomado la vocería del grupo, los manifestantes quieren proyectos productivos de 12 a 15 millones de pesos y que se les indemnice por ser víctimas del conflicto.

De acuerdo con Clara López, secretaria de gobierno de Bogotá, detrás de este grupo puede estar Ricardo Jiménez, un hombre que se hace pasar por desplazado y que ha sido cuestionado en varias ocasiones, entre otras, por promover las tomas de 2008 para obtener beneficios económicos.

En el artículo ‘"Aviones" ofrecen ayudar a desplazados’, publicado por Semana.com el pasado noviembre, se citan documentos en los que asociaciones de desplazados desconocen el liderazgo de Jiménez. “Hay evidencias de que desde julio su liderazgo venía perdiéndose. Así lo expresó él mismo cuando le envió una carta a la asociación de desplazados Colombia uno, colombianos todos y en la que les hacía reclamos por no haberse movilizado cuando él los convocó”, dice el artículo.

“Recuerdo que en la marcha inicialmente solo llegaron 32 personas cuando solicité permisos, escolta de la Policía Nacional para que no fueran infiltrados, es decir, fue grande el propósito debido a que yo imaginaba que se estaba haciendo muy en serio la vía de hecho, pero no fue así”, escribió Jiménez en su carta.

”Después, el 5 de agosto pasado, la Asociación le envió una carta a la Secretaria de Gobierno de Bogotá diciéndole que Jiménez estaba “inhabilitado para cualquier proceso que tenga que ver con el grupo””, dice el artículo.

Por ahora, en el edificio hay 38 menores y 33 adultos que, según Suárez, gozan de buena salud y que se están alimentando con ayudas que les ha enviado Acción Social.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.