Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/10/24 00:00

Colombia se volvió a rajar en libertad de prensa: RSF

Al lado de Venezuela y Honduras es uno de los países con menos garantías para el ejercicio de una prensa libre, según Reporteros Sin Fronteras.

Venezuela, Colombia, Honduras, México y Cuba son los paises latinoamericanos con menos garantías para la libertad de prensa Foto: Daniel Reina

Según la clasificación mundial que hace la organización Reporteros Sin Fronteras (RSI), sobre las garantías y libertades para el ejercicio de la prensa, Colombia obtuvo el puesto 126 de la lista, uno más arriba que el que registró el año pasado. Una mala calificación, pues el ranking tiene 175 puestos.

Así lo dio a conocer el estudio anual que hace la organización que fue publicado esta semana. Esta clasificación mide la evolución de la libertad de prensa en cada país y el período que tuvo en cuenta va desde el 1 de septiembre de 2008 hasta el 31 de agosto de 2009.

La mala calificación de Colombia se debe a las constantes amenazas de que son víctimas los periodistas en medio del conflicto armado. El informe, sin embargo, no registró en la medición dos hechos que agravaron la situación de la libertad de prensa en Colombia, pues ocurrieron después del de la fecha de corte: el asesinato del periodista comunitario, Diego Rojas Velásquez, que trabajaba en la televisión comunitaria Supía TV, el pasado 24 de septiembre. Y el exilio de Herbin Hoyos quien dirige un programa de radio a favor de la libertad de los secuestrados y se tuvo que ir del país por amenazas de las Farc el pasado 8 de octubre.
 
Vea el informe aquí: http://www.rsf.org/es-classement1002-2009.html

La organización RSF reconoce que desde la llegada del presidente Álvaro Uribe al poder han disminuido los asesinatos de periodistas en Colombia. Sin embargo, también indica que los periodistas que critican su gobierno son acusados “a veces públicamente, de ‘cómplices del terrorismo’ o ‘a sueldo de las Farc’”.

“Está claro que el Jefe del Estado no teme poner en peligro su vida (la de los periodistas)”, agrega el informe. Además indica el seguimiento y las interceptaciones ilegales hechos por organismos de inteligencia del Estado contra los periodistas y opositores del régimen.

RSF señala que los grupos paramilitares que no han entregado las armas también se suman a la campaña de intimidación contra a prensa local, que obliga a los periodistas a huir de su región o incluso del país.

Los criterios que la organización tuvo en cuenta para la medición son: amenazas y presiones a los reporteros y acceso a la información; censura y autocensura de los medios; presiones políticas y económicas; cantidad de periodistas asesinados, encarcelados y agredidos; y responsabilidad del Estado.

Otros países de Latinoamérica

Sobre México (que quedó en el puesto número137) RSF recuerda que desde 2006 enfrenta la ofensiva del narcotráfico que lo hace el país latinoamericano en el que los periodistas tienen más riesgos. En México han sido asesinados 55 reporteros desde el año 2000, de los cuales nueve han muerto este año.

Muy cerca del puesto en el que quedó Colombia está Venezuela, en el 124. En este país fue asesinado un periodista en un contexto de inseguridad que ha ido en aumento. A esto se suma la visión autoritaria de su régimen. En palabras de la ONG, “el gobierno de Hugo Chávez modifica permanentemente las reglas para eliminar progresivamente cualquier prensa crítica del paisaje audiovisual hertziano. La confiscación inopinada, en agosto de 2009, de las frecuencias de 34 canales y emisoras regionales, responde directamente a este objetivo”.

En Centro América la situación es preocupante. Honduras es uno de los peores escenarios para el ejercicio del periodismo, con el puesto número 128. “El golpe de Estado del 28 junio 2009 le costó caro a la libertad de prensa. Predador de los medios de comunicación que no gozan de su favor, el gobierno golpista desplegó una verdadera estrategia de "silencio" de la información en detrimento de la prensa internacional”, dice Reporteros Sin Fronteras.

En El Salvador, que ocupó el puesto 79, las Maras asesinaron al documentalista Christian Poveda. Guatemala ocupa el puesto 106; Nicaragua el 76. En este país, indica el informe “las tensiones entre la prensa y el gobierno de Daniel Ortega explican en parte una clasificación inferior a la del año pasado”.

Ecuador desciende nuevamente. Pasó del puesto 75 en 2008 al 84. La censura, el ataque del gobierno a los medios de comunicación y el encarcelamiento de un periodista han agravado la situación.

En Bolivia, al contrario, se registra un mejoramiento de la situación de la prensa, que en buena parte ha sido contralada por la oposición al gobierno de Evo Morales. Pasó del puesto 115 en 2008 al 95.

“Aunque la ‘guerra mediática’ aún no ha terminado del todo, el gobierno ha reanudado poco a poco un diálogo con una prensa que también tiene su parte de responsabilidad en la crisis política del año pasado, sobre todo en los departamentos administrados por la oposición autonomista”, dice la organización refiriéndose a Bolivia.

Cuba permanece en casi en el mismo puesto, el 170. Es conocida la posición de su gobierno frente a la libertad de prensa. Este país tiene 25 periodistas detenidos por el régimen castrista. En los últimos meses han aumentado las denuncias sobre el ataque a los blogs en Internet, lo cual indica que “muestran de forma general una ausencia de la evolución de la situación de los derechos humanos y de las libertades”, concluye la organización que hizo la medición.

Adentro muy bien, afuera muy mal

Una de las conclusiones importantes es que tras la llegada de Barack Obama al poder, Estados Unidos (internamente) ha mejorado las condiciones para el ejercicio de una prensa libre, escalando 16 puestos en la lista. Dentro del territorio estadounidense este país ocupa el puesto 20. Cuando George Bush detentaba el poder estaba en el puesto 36.
Pero, a pesar de la mejora de la situación en Estados Unidos, la situación de la prensa es preocupante afuera de sus fronteras. Ocupa el puesto 108 en la categoría “afuera del territorio”.

“Respecto a los medios de comunicación en Irak y en Afganistán es preocupante (la situación). Varios periodistas fueron heridos o detenidos por el ejército estadounidense. Uno de ellos, Ibrahim Jassam, sigue detenido en Irak”, indica el informe.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.