Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/11/10 00:00

Corteros, satisfechos con acuerdo

Corteros, satisfechos con acuerdo

Consultando la opinión de los dirigentes del movimiento de los corteros de caña, y de algunos actores que participaron en las negociaciones en calidad de asesores, se ven como satisfactorios los acuerdos logrados en 5 de los 8 ingenios que desde el pasado 15 de septiembre tenían sus actividades paralizadas. Tanto es así que el sábado, una vez se conoció la noticia de los acuerdos, una festiva caravana de buses y chivas recorrió varios municipios del Valle del Cauca celebrando la buena nueva, y el fin de un paro que durante 54 días tuvo en ascuas una amplia región de este departamento y a los corteros al borde del hambre.

Incauca, Providencia, Castilla, Pichichí y Central Tumaco son los ingenios donde hubo acuerdos más o menos similares para los corteros, y allí éstos hoy ya se encuentran laborando. En Manuelita y Mayagüez las negociaciones van avanzadas y se espera arreglo en las próximas horas. Y en el ingenio María Luisa apenas hoy se instaló la mesa de negociaciones. El retraso en estos tres ingenios se debió a que fueron los más renuentes a aceptar que en la mesa de negociaciones estuviesen sentados los asesores del Sinalcorteros y de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). La única mesa donde no estuvieron presentes estos asesores fue en Central Tumaco, donde, los acuerdos fueron menos favorables a los corteros.

Si bien no se logró el principal objetivo del paro, cual era la abolición de las cooperativas de trabajo asociado (CTA) y la contratación directa de los corteros por parte de los ingenios, sí hubo ganancias para los trabajadores.

Lo qué lograron los corteros con su paro

Fueron 20 los puntos que los corteros presentaron en su pliego unificado cuando se inició el paro. De estos puntos los logros más importantes, y que permitieron el levantamiento del paro, fueron en resumen:

1- Aumento del 12% en el precio de la tonelada de caña cortada, que pasó de $5.783, a $6.400.

2- Cambio de modalidad y mayor control en pesaje de la caña. Era un punto de urgente solución por las quejas continuas que suscitaba. Los corteros se sentían “tumbados”, alegan que el dato del peso que arrojaba la máquina computarizada está por debajo de lo que realmente pesa la caña. Se acordó establecer veeduría en la báscula y volver al sistema anterior, es decir, al pesaje por “uñada” (lo que la uña de la máquina coja), que es un método más confiable.

3- Se triplicó la dotación de herramientas y utensilios de trabajo como machetes, limas, guantes, etc. Lo que estaba ocurriendo era que el cortero de su bolsillo tenía que comprar el 70% de su dotación, porque la que le daba el ingenio a través de las cooperativas era absolutamente insuficiente. Sin embargo, en este tema toca avanzar más hasta que los ingenios asuman el 100% de la dotación y la herramienta de trabajo.

4- Parte de la incapacidad de los corteros por enfermedad la asumen los ingenios. Ocurre que las CTA no pagan incapacidades de menos de 3 días, algo que resulta altamente perjudicial para los corteros, un oficio en el que las incapacidades y los riesgo profesional son particularmente altos. Se acordó que el cortero paga un día de incapacidad y el ingenio los dos restantes.

5- Los corteros que por enfermedad o accidentes de trabajo quedaron incapacitados para el oficio (más de 200), serán reubicados en otros oficios, previa capacitación. En el ingenio Castilla se logró un avance incluso mayor: los corteros que salan por el proceso de mecanización del corte, por concurso serán reubicados como trabajadores de planta.

6- Se acordó un mayor control de las jornadas de trabajo, que antes eran indefinidas, de hasta 10 o más horas diarias. En Incauca, por ejemplo, la jornada no se extenderá hasta después de las 4 de la tarde.

7- El auxilio de transporte aumentó en un 15%.

8- Se incrementó el monto de los fondos de vivienda y educación de los ingenios. En el caso de Incauca, por ejemplo, este fondo pasó a ser de $350 millones, para permitir la solución de 120 viviendas al año. En cuanto a educación, este ingenio se comprometió con 500 becas para los corteros y otras 500 para sus hijos y esposas.

9- El SENA se comprometió a hacer acompañamiento en capacitación técnica a los corteros.

10- Para discutir el tema de la mecanización se instaló una mesa de estudio, toda vez que este tema es de suma sensibilidad en la zona, donde una mecanización masiva dejaría sin empleo a miles de corteros. Aunque en eso el señor Tigreros aclaró que a los ingenios no les queda fácil tampoco masificar la mecanización, porque el 66% de la tierra de cultivo no es de su propiedad sino de hacendados particulares, quienes no están de acuerdo con la introducción de máquinas pesadas a sus tierras, ya que estás compactan el suelo e incrementan los costos de su adecuación para la siembra y laboreo.

11- Para mitigar los efectos del paro y aliviar la situación de absoluta pobreza en que quedaron los corteros tras 54 días sin recibir un peso, los ingenios le prestarán a cada uno la suma de $800 mil, sin intereses y a plazo de un año.

12- Los ingenios se comprometieron a respetar la libertad de asociación sindical de los corteros, un tema en el cual éstos habían avanzado muy poco. Antes del paro su organización sindical, Sinalcorteros, sólo tenía 870 miembros. Al día de hoy, y como resultado del paro, ya tiene más de 3 mil agremiados.
 
Con información de la Agencia de Información Laboral de la Escuela Nacional Sindical

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.