Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/2009 12:00:00 AM

Día del Trabajo, nada qué celebrar

La crisis económica hace que este primero de mayo sea más oscuro para los trabajadores del mundo. En Colombia, las cifras siguen siendo preocupantes, pues el desempleo aumentó y sigue siendo uno de los más altos de Latinoamérica.

Por cuenta de la crisis económica mundial, la OIT asegura que unas 200 millones de personas han perdido sus trabajados en todo el planeta durante los últimos meses. Desde luego, Colombia no está al margen de esa situación y por eso los trabajadores no tienen mucho qué celebrar este primero de mayo, Día Internacional del Trabajo.

Un informe de la Escuela Nacional Sindical, ENS, asegura que los grandes damnificados de esta crisis son los trabajadores: en enero de este año, Colombia alcanzó la cifra de 14.2 por ciento (unos 2,8 millones de desempleados), 1.1 puntos más que en el mismo mes del año pasado. Más delicado es saber que el sector informal absorbió el 57,2 por ciento de la población ocupada en las 13 ciudades principales del país, y que el empleo formal pasó de 43.1 por ciento a 42.3 por ciento.

Otra cifra que preocupa es la del salario mínimo. Mientras que en 2008 la economía creció 2.5 por ciento, el salario y los ingresos de los trabajadores se redujo en 1.2 puntos con el IPC nacional. El sector sindical se queja de que en diciembre pasado, el gobierno incrementó el mínimo el 7.67 por ciento, inferior a la inflación causada para la población de ingresos bajos que fue del 8.99 por ciento.

Según el informe de la ENS, la primera consecuencia fue el aumento de la pobreza, ya que hoy casi la mitad de los trabajadores ganan el salario mínimo o menos, y cerca del 90 por ciento, menos de dos salarios mínimos.

Una segunda consecuencia se dio sobre el consumo interno y el crecimiento económico. “Si los ingresos de los trabajadores disminuyen, el mercado interno se contrae y afecta la actividad de las empresas que no exportan (que son la mayoría) y que tienen que trabajar por debajo de su capacidad instalada, con graves consecuencias sobre el empleo”, señala la ENS.

Aunque para los trabajadores había una esperanza con el crecimiento de la inversión extranjera (10.564 millones de dólares, 16.7 por ciento más que en el 2007), este sector creció en materia de empleo en un 12.2 por ciento, pero sólo participó con el 13 por ciento del empleo total del país.

En este caso, Estados Unidos fue la principal fuente de la Inversión Extranjera Directa, con el 30 por ciento del total, seguido de Anguilla (territorio británico del ultramar) con un 24 por ciento; España, con un 12 por ciento; Panamá con un 10 por ciento y México con el 7 por ciento.

Las mujeres y los jóvenes

El tema del género sigue siendo una circunstancia adversa para el empleo, ya que las mujeres siguen teniendo menores oportunidades en el mercado laboral. Mientras 71 de cada 100 hombres están ocupados, 46 de cada 100 mujeres tienen algún trabajo. Y de cada 100 mujeres en edad de trabajar, 53 son inactivas, mientras que para los hombres la cifra es de 29.

El año pasado, el 15.1 por ciento de las mujeres estaban desempleadas, es decir, seis puntos más que los hombres. Dice la ENS que hubo 57 mil mujeres desempleadas más que en el 2007. “El 65 por ciento de la población femenina ocupada está concentrada en dos ramas de la economía: comercio, hoteles y restaurantes, y servicios sociales, comunales y personales.

Por otro lado, la brecha de ingresos entre hombre y mujer se mantiene: el DANE asegura que en el 2007 las mujeres recibieron en promedio el 74.3 por ciento de los ingresos de los hombres. Así mismo, de 2006 a 2007 los ingresos de los hombres se incrementaron entre 22 y 25 pro ciento, mientras que los de las mujeres lo hicieron entre el 18 y el 21 pro ciento.

A los jóvenes, entre 2007 y 2008 su situación laboral empeoró: la tasa de desempleo llegó al 20.9 por ciento para los hombres y al 27.3 por ciento para las mujeres, lo que representante en total 1’036.800 jóvenes sin trabajo.

Violencia antisindical

Por último, uno de los temas que más preocupa al sector sindical es los atentados contra la vida, la libertad y la integridad del trabajador. El año pasado hubo 10 asesinatos más que el año inmediatamente anterior y se desbordaron las amenazas de muerte: hubo 251 casos más (97.1 pro ciento de incremento); los desplazamientos forzados crecieron 52,4 por ciento; hubo un caso más de tortura; tres más de desapariciones; 15 por ciento más de detenciones arbitrarias y hostigamientos. Y en lo que va corrido de este año, 12 sindicalistas han sido asesinados.

Según la ENS, el repunte de la violencia contra este sector durante el año pasado se asocia, principalmente, con el proceso de rearme del paramilitarismo que para este año tiene una presunta responsabilidad en el 40.3 por ciento de los casos.

Lo grave de todo es que la impunidad sigue reinando: de los 2.707 asesinatos denunciados, están en investigación 1.119 casos. Y de estos, 645 casos (el 57,44 por ciento) están en etapa preliminar, es decir, en más de la mitad de los casos no hay identificación del autor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.