Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/2009 12:00:00 AM

Qué hay detrás del paro de maestros el próximo 14 de octubre

Fecode quiere que ningún maestro público trabaje ese día en señal de protesta por posibles cambios en su sistema de pensiones. El Ministerio está esperando un concepto del Consejo de Estado.

Interpretaciones encontradas a una reforma a la Constitución tiene a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) en una nueva pelea con el Ministerio de Educación. Ya se anunció paro nacional de profesores desde el próximo 14 de octubre y por tiempo indefinido.

El sindicato está citando a que los maestros suspendan las clases porque temen que puedan cambiar los regímenes especiales de pensiones que tienen.

Los profesores que en Colombia trabajan en instituciones públicas tienen ahora dos maneras de jubilarse. La primera es para profesores vinculados laboralmente antes del 31 de diciembre de 1980. En aquel entonces, ganaban más los profesores contratados por el gobierno nacional que los contratados por los departamentales y municipios.

Para equilibrar las cargas, quienes ganaban menos recibían al final de su carrera, ya jubilados, una ‘pensión de gracia’. “Les dieron así una compensación. Les decían que estaban ganando menos mientras trabajaban y que al retiro les compensaban”, explica Rafael Cuello, vicepresidente de Fecode.

De este grupo de profesores ya quedan poquitos. Ellos se jubilan con 50 años de edad y 20 de servicio. Poco a poco se irán retirando y este sistema de pensiones desaparecerá por sustracción de materia.

El otro grupo lo conforman profesores vinculados desde el primero de enero de 1981. Éstos, para jubilarse, deben también trabajar dos décadas, pero tener 55 años de edad unos y 57 otros. Todos ellos, independiente de cuánto ganan, reciben una mesada equivalente al 75 por ciento del salario mensual promedio del último año laborado. Además, tienen una prima a mitad de año equivalente a una mesada pensional.

Estos son regímenes especiales de jubilación. Es decir, no son los que tiene cualquier empleado del país.

En 2005 fue expedido el Acto Legislativo 01, que modifica el artículo 48 de la Constitución, que se refiere a las pensiones diferenciales.

En el nuevo texto, aparece un parágrafo que dice: “Sin perjuicio de los derechos adquiridos, el régimen aplicable a los miembros de la Fuerza Pública y al Presidente de la República, y lo establecido en los parágrafos del presente artículo, la vigencia de los regímenes pensionales especiales, los exceptuados, así como cualquier otro distinto al establecido de manera permanente en las leyes del Sistema General de Pensiones expirará el 31 de julio del año 2010".

Y la interpretación de este confuso párrafo tiene agarrados al Ministerio de Educación y a los profesores.

El Ministerio, para tratar de entender cómo se aplicaría la norma, le preguntó al Consejo de Estado si, de acuerdo con ese texto, “¿la vigencia del régimen exceptuado de los docentes afiliados al fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio expirará el 31 de julio del año 2010?”.

Y el Consejo le respondió que sí. Que los profesores perderán los beneficios, que sólo se les deben respetar a quienes a esa fecha ya tengan la edad y el tiempo laborado para pensionarse, o que ya estén jubilados, y que, según aquel párrafo, sólo tienen pensiones especiales los integrantes de las Fuerzas Armadas y el Presidente de la República.

El gobierno suele aplicar los conceptos que emite este Consejo, porque “es el órgano consultivo que fijó la Constitución. Permite aclarar dudas jurídicas de temas que no quedan claros en la Ley”, dijo Noemí Arias, secretaria General del Ministerio.

Pero los maestros alegan que deben mantenerse tres regímenes de pensiones: los dos que tenían y que a partir del primero de agosto del año entrante, empiece a regir otro más. Este nuevo, para pensionarse con las mismas condiciones que tiene cualquier empleado del país, pero que no se les quiten los beneficios a quienes ya los tenían desde hace años.

En un intento por resolver el asunto, fue convocada una comisión en la que participaron congresistas, funcionarios del Ministerio de Educación y representantes de Fecode. Los congresistas coincidieron en que, tal y como lo dijeron los maestros, deben mantenerse los regímenes especiales. Y aportaron documentos donde sustentan su posición.

El Ministerio, que sigue con el dilema, decidió consultar de nuevo al Consejo de Estado. Está en curso el análisis y el resultado será crucial para tomar decisiones al respecto.

No es una tarea fácil. “Si decimos que los profesores siguen cobijados con el régimen que tenían y no es así, vamos a tener problemas. Y si decimos que no deben seguir con su sistema especial y sí deberían tenerlo, también, porque nosotros no somos autoridad para decidir en asuntos de pensiones”, comentó Arias. Por eso, dijo, deben tener claro qué dicen las normas antes de adoptar cualquier cambio al respecto.

Mientras se aclaran las inquietudes, Fecode convocó a un paro nacional de maestros para el próximo 14 de octubre como protesta por el posible cambio de sus sistemas pensionales.

Y entre otras justificaciones, dicen que la suspensión de sus labores también será en contra del referendo que busca la reelección del presidente Álvaro Uribe, el rechazo a la presencia de militares estadounidenses en Colombia, la defensa al trabajo digno y decente y el derecho a la educación pública gratuita.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.