Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/03/04 00:00

¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron con el paro?

Los Pequeños Transportadores y el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, ganaron y perdieron al mismo tiempo. Pero sí hubo un gran perdedor, ese fue el ciudadano de a pie.

¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron con el paro? Foto: Juan Carlos Sierra - SEMANA

GANADORES:

- Los pequeños transportadores: porque, pese a no haber alcanzado la totalidad de sus ambiciosas pretensiones, sacaron una rentable tajada que ya quisieran otros negocios: ni más ni menos que un 18% anual sobre el valor de sus vehículos, durante 24 años, entre otras ventajas.

- El alcalde Samuel Moreno Rojas: porque su decisión de no moverse del 1.5% mensual de renta tuvo un mayoritario apoyo de la ciudadanía. Por fin los bogotanos lo vieron firme frente a las medidas de hecho. Pero si bien ganó en imagen, Moreno también perdió porque, como es costumbre, se demoró en comunicar y explicar a la ciudad lo que sucedía. Cuando decidió hacerlo (el miércoles a las siete de la noche, después de tres días de paro) ya todo era confusión y desinformación. Y también es perdedor porque sectores de la ciudad (Suba, entre ellas) fueron azotados por el caos y la anarquía. Esa falta de control también hace perdedora a la Policía Metropolitana, que llegó tarde para detener a los vándalos.

- El Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp): porque quedó claro su carácter irreversible. Antes de dos años, el transporte público quedará totalmente unificado.

- Transmilenio: Porque movió a la ciudad y demostró su importancia en la vida de los capitalinos. Cerca de 1.7 millones de ciudadanos por día pudieron movilizarse en el sistema masivo.

- El medio ambiente: una vez más quedó demostrada la carga de polución que significa el transporte público de buses y busetas. Pese a que con el pico y placa los carros privados invadieron las principales avenidas, el aire estuvo más respirable que en un día cualquiera, según certificaron estudios especializados. A propósito, ¿quién mete en cintura a buses y busetas en el tema ambiental? 

 - La responsabilidad de los bogotanos: por encima del chantaje de los transportadores, los bogotanos cumplieron, a un alto costo, con sus obligaciones laborales y académicas, mientras los violentos fracasaban en sus intentos por paralizar las actividades. 

 - El Pico y Placa: no queda duda de que levantarlo sería un suicidio para la movilidad de la ciudad. Quién sabe hasta cuándo será imprescindible.

PERDEDORES:

- Los pequeños transportadores: porque demostraron que sus intereses, netamente económicos, están muy por encima del bienestar de la ciudadanía. Esa es la imagen que de ellos tiene hoy la ciudad.

- Los bogotanos: los grandes y auténticos perdedores. Pagaron con estrés, ingresos, salud y fatiga, cuatro días que pasarán a la historia negra de la capital. Además, no saben aún cuánto saldrá de su bolsillo para pagar la voracidad de los transportadores. ¿Quién les pagará esa deuda?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.