Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2010 12:00:00 AM

Debate ambiental por proyectos portuarios en el pacífico

Los proyectos portuarios de Bahía Málaga y Tribugá tienen en el tema ambiental su principal obstáculo. En los próximos meses se espera un pronunciamiento del Minambiente que podría afectar a uno de ellos.

En los próximos años el puerto de Buenaventura no será el único sobre el Pacífico colombiano, otros dos proyectos compiten por el desarrollo portuario de la región: el de Bahía Málaga, en el Valle del Cauca, y Tribugá, sobre la costa chocoana.
 
Aunque de ambos proyectos se viene hablando hace más de 15 años, el de Bahía Málaga se comenzó a estudiar oficialmente en 2005 cuando el Gobierno, a través del Ministerio de Transporte, presentó ante el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) una recomendación para que se iniciaran los análisis en la zona.

"De las consultas efectuadas con especialistas nacionales e internacionales y con personas conocedoras a profundidad de la zona, se ha concluido que la Bahía reúne condiciones naturales inmejorables para dicho propósito, además de que las condiciones ambientales no le son adversas", sostuvo la cartera en un acta de compromiso para la constitución de la sociedad que promovería y adelantaría las obras de construcción del puerto de aguas profundas de Málaga.

Sin embargo, esa posibilidad no depende ahora de esa cartera, la decisión final está en manos del Ministerio del Medio Ambiente, que en los próximos meses deberá decidir si Bahía Málaga es declarada zona protegida, por su condición de santuario natural que cada año recibe a centenares de ballenas que migran hasta allí con fines reproductivos, de descanso y crianza.

El debate en torno a la posible ejecución de este proyecto se ha movido entre quienes defienden la viabilidad de la iniciativa y la importancia para el desarrollo de la región, y quienes creen que el paso de grandes embarcaciones por la zona afectaría a las ballenas.

Por ejemplo, la World Wildlife Fund (WWF), organización protectora de la vida salvaje, ha dicho que este es un “megaproyecto al cual es indispensable prestarle atención, pues podría desencadenar consecuencias irreversibles sobre la biodiversidad y las comunidades que habitan en la Bahía”.

A la posibilidad de un puerto comercial en la zona se suma la presencia en Málaga de una base de la Armada que hace parte del acuerdo militar suscrito entre Colombia y Estados Unidos, aunque sobre este punto el Gobierno asegura que se ha venido trabajando con los estadounidenses en un plan de manejo ambiental.

El proyecto de Tribugá también tiene en el tema ambiental su mayor opositor. Además de acoger en sus aguas una diversa fauna marina, la construcción de una carretera en el tapón del bajo Baudó para conectar a Tribugá con Pereira es considerada por varios sectores como nociva para dicho ecosistema.

Según el Ministerio del Medio Ambiente, sólo 20 kilómetros de la vía junto a la costa cuentan con licencia, pero el verdadero reto será atravesar bosques naturales, donde es necesaria la construcción de túneles y viaductos para reducir el impacto.

Por eso, por estos días, los promotores de estos proyectos permanecen atentos a lo que pueda decidir el Ministerio de Ambiente. Mientras tanto, avanzan las obras de ampliación del puerto de Buenaventura, el único sobre la costa pacífica colombiana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.