16 febrero 2010

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

"El puerto en Bahía Málaga no es una prioridad del país"

Por Luis Ángel Murcia, corresponsal de Semana en Cali

INFRAESTRUCTURALa cartera de Medio Ambiente y no la de Transporte será la que defina el futuro del desarrollo portuario en el Pacífico colombiano. ¿Por qué?, el ministro Carlos Costa responde.

"El puerto en Bahía Málaga no es una prioridad del país". Ministro del Medio Ambiente, Carlos Costa.

Ministro del Medio Ambiente, Carlos Costa.

Foto: Juan Carlos Sierra - SEMANA

Sin duda este tema dará mucho de que hablar en el sur occidente colombiano, la región que desde hace un lustro viene aceitando toda su maquinaria política y gremial para sacar adelante uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos: La construcción de un nuevo puerto contiguo al existente en
Buenaventura, capaz de atender las nuevas necesidades en materia de exportaciones marítimas a través del Pacífico.
 
Pese al entusiasmo y la palabra empeñada del ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, la cual quedó sellada en documentos oficiales de ese despacho y el Conpes, paulatinamente el tema se fue relevando a tal punto que su viabilidad hoy depende de una decisión que tome otra cartera, la de Medio Ambiente.

El guayabo que hoy padece la clase dirigente vallecaucana que apoyó la iniciativa hasta el fondo, surge porque a la idea de Bahía Málaga le salió competencia: Tribugá; es otro puerto que planean construir los paisas en asocio con dirigentes del Eje Cafetero, sobre la costa chocoana. Si bien ambas iniciativas están aún en el papel, ya hay inversiones considerables y un esfuerzo infinito ante el Gobierno Nacional.

Por esa razón lo que decida en los próximos meses el ministro Carlos Costa en torno a si declara o no a Bahía Málaga como Parque Nacional Natural, será como para alquilar balcón, porque allí se define el futuro del desarrollo portuario del país en su costa Pacífica y segundo porque tras esa puja se esconde una rencilla entre paisas y vallunos que aún no explota.

SEMANA entrevistó al ministro Carlos Costa ad portas de tomar una decisión sobre el particular.

¿En qué momento la cartera de Medio Ambiente resultó definiendo temas en torno al desarrollo portuario del país, competencia del Ministerio de Transporte?

Nosotros no estamos decidiendo temas de desarrollo portuario en el país. El Conpes portuario es muy claro en decir que un puerto en Bahía Málaga no es una prioridad del país en el mediano plazo. El Ministerio de Defensa también ha expresado varias veces que no le parece sensato que haya un puerto cerca de la base de la armada. Lo que estamos haciendo es que como parte de una solicitud del sector privado evaluamos si es posible un puerto en esa zona, con la prioridad de la conservación y protección del entorno ambiental.

Pero Ministro, el Conpes 3342 de 2005 dice todo lo contrario a lo que usted afirma, es más pide en otro Conpes agilizar las gestiones en Bahía Málaga y como si eso fuera poco el Mintransporte declara la zona de Interés Público.

En mi caso estoy hablando del último Conpes portuario que es del año pasado. No sé el número pero recuerdo que es de finales de 2009, en el que se identifican cuáles son los siguientes puertos que tienen posibilidad de desarrollarse en el país y entre ellos está el fortalecimiento del puerto de Buenaventura. La expansión portuaria del país apunta a que todo el movimiento de exportaciones marítimas por el Pacífico se harán por ese puerto.

¿Es consciente de la importancia de la decisión que tomará en torno a Bahía Málaga?

Claro que sí. Por eso le digo que la prioridad de lo que ya está claro como resultado de diez años de trabajo, es que la vocación de Bahía Málaga por encima de cualquier cosa es la conservación de la biodiversidad nacional.

¿El tema ha sido discutido en esos términos con el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego?

No sólo con él sino también con el Ministro de Defensa y todo eso avanza bajo el concepto del Mintransporte de que el puerto en Bahía Málaga no es una prioridad y que por el contrario todo la política en el tema transporte marítimo de la zona es fortalecer al máximo el puerto de Buenaventura.

¿Por qué el Ministerio tardó tanto en intervenir el tema? Lo digo porque el proyecto de un puerto en Málaga está plasmado oficialmente desde 2005.

Uno no declara un parque de la noche a la mañana. Eso debe tener varios pasos que están reglamentados y se debe cumplir unas etapas como estudios ambientales, evaluación externa por parte de las academias de ciencias, procesos de concertación con las comunidades y actores locales en las zonas donde se pretende declarar el parque. Todo ello tomó su tiempo y se acaban de cumplir la mayoría de requisitos.

Durante todo este tiempo se han dicho muchas cosas, entre ellas que el asunto está siendo influenciado por intereses de otras regiones escuchadas por el Gobierno.

La verdad no creo. Lo que a nosotros nos compete es el valor ambiental y es lo que nos motiva. En ese sentido el tema ya está clarísimo: Mantener prioridad en la vocación de conservación de la biodiversidad de la zona.

Será que Tribugá es en el fondo la piedra en el zapato de todo este asunto.

No. En lo que respecta a ese tema no estamos escogiendo entre Málaga o Tribugá.

¿Qué le responde a expertos que afirman que ambientalmente es posible un puerto en Bahía Málaga que pueda convivir con las ballenas tal como ocurre en otros puertos del mundo?

La verdad es que no conozco al primer experto en temas de ese estilo que me pueda orientar. Aquí estamos hablando de una bahía cuya entrada es muy angosta y con la dificultad de que la población de ballenas es bastante grande y se ubican justamente en esa entrada. Sumado a ello ese sector es la sala de partos de esa comunidad de ballenas y durante dos años regresan con sus crías.

Concretamente qué le preocupa al Ministerio del Medio Ambiente, en torno al proyecto de Bahía Málaga.

Hay muchos valores ambientales en la bahía además de las ballenas; diversos ecosistemas marinos, manglares únicos. Pero debo reconocer que el tema emblema y de mayor preocupación son las ballenas.

¿Si el tema son las ballenas, no habrá una exposición similar cuando entre a operar el convenio de cooperación con los Estados Unidos, quienes usarán la base que la armada tiene en Málaga?

Desde luego. Con ellos también trabajamos fuertemente y hoy día cuentan con unos protocolos del manejo ambiental de sus embarcaciones. Si se declara la zona como parque natural, ellos tendrían que adoptar un plan de manejo más exigente y eso también se habló, al igual que con los actores locales que tienen intereses en la zona.

¿En qué consisten esos protocolos de manejo ambiental?

Tipo de embarcaciones, volumen de carga y su frecuencia de navegación, entre otros aspectos.

¿Tribugá ya cuenta con todos los estudios de impacto ambiental?

No han empezado. La primera etapa que tienen que cumplir es la evaluación ambiental de alternativas; es decir tienen que revisar si Tribugá es el sitio apto para el puerto y cuyo impacto será menor y manejable.

Ambientalistas calculan que construir la carretera en el tapón del bajo Baudó para conectar a Tribugá con Pereira, Risaralda, será catastrófico para ese ecosistema.

Por ahora están licenciados los primeros 20 kilómetros que avanzan a un lado de la costa. Las intervenciones de la vía que tendrán que ser muy cuidadosas, son aquellas que atraviesan bosques en estado natural, en donde seguramente habrá muchos viaductos, túneles, para minimizar no sólo el impacto sobre la selva, sino el efecto de colonización que viene detrás de una carretera.

Volviendo al Valle, ¿por qué se frenó el Decreto que en septiembre del año pasado daba vida al Parque Nacional Natural de Bahía Málaga?

Fue en respuesta a una solicitud que hizo el sector privado del Valle. Nos pidieron que esperáramos un par de meses para presentarnos una propuesta de cómo sería ese puerto compatible con el medio ambiente; aunque avanzaron un poco no hubo resultados claros de cómo operaría el puerto.

A propósito, hace unas semanas los gremios del Valle le pidieron otro plazo de seis meses para entregar un estudio sobre el impacto ambiental de un puerto en Bahía Málaga. ¿Concederá ese plazo antes de pronunciarse al respecto?

Precisamente estoy en contactos con un par de expertos internacionales en ballenas, con el fin de poder consultar sobre el tema y establecer si se justifica o no que se haga ese estudio, el cual le encomendaron a la Universidad del Valle. El motivo; si ese estudio se lleva a cabo, la decisión se postergaría muchísimo. La respuesta a esa consulta la daré cuando los expertos puedan venir a Colombia.

Ahora que el ministerio está tan interesado por el tema portuario y su impacto ambiental, ¿qué acciones se han tomado con algunos muelles de carga de Carbón existentes en la Costa Caribe?

Todas las medidas recientes del ministerio establecen exigencias ambientales de primer orden. Por ejemplo, todos los puertos de carbón deben ser de cargue directo, para evitar el esparcimiento del polvillo de carbón. Es decir se acabarán las barcazas haciendo trasbordos.

¿En qué otras regiones del país tenemos problemas por cuenta de impactos negativos de los puertos?

El problema más común gira en torno a los puertos de carbón, aunque debo reconocer que muchos han respondido de manera importante a tal punto que varios recibieron premios internacionales por manejo ambiental, como el puerto de El Cerrejón.

¿Los temas de política portuaria y ambiental del país se coordinan entre ambos ministerios?

Esos son los Conpes portuarios y se articulan entre ambos despachos. En estos momentos no hay ningún conflicto en esas políticas.

¿No cree que en la realidad lo que hay son señales confusas y totalmente contrarias a eso que usted dice; es decir pareciera que no hay coordinación?

Si lo dice por la vía que se construirá entre Las Ánimas - Nuquí en el Chocó, es una vía que responde más a una necesidad de conectividad social, porque si usted analiza las especificaciones técnicas podrá apreciar que no reúne las exigencias para una carretera portuaria.

Las exigencias del mercado portuario advierten que en materia de acceso de grandes embarcaciones el futuro está en Málaga o Tribugá.

Eso no es cierto. Las tecnologías existentes nos permiten hacer cálculos que la profundización del canal de acceso a Buenaventura y aumentar la capacidad de carga de su puerto son más rentables que construir mega puertos. Esas inversiones monstruosas ya se están haciendo en el puerto de Buenaventura. No tiene sentido por exigencias actuales de competitividad, montar mañana un puerto en Bahía Málaga.

Si se entierra la opción de un puerto en Bahía Málaga, ¿Tribugá sería una amenaza para el Valle?

No entiendo por qué ven Tribugá como una amenaza y no ven la declaración del parque de Bahía Málaga como una oportunidad. La oferta del Valle debería ser muy amplia y no sólo limitada al tema de transporte. El impacto en el turismo que puede tener la declaración del parque, no tiene precio.
artículos relacionados

INFRAESTRUCTURA

Debate ambiental por proyectos portuarios en el pacífico

Los proyectos portuarios de Bahía Málaga y Tribugá tienen en el tema ambiental su principal obstáculo. En los próximos meses se espera un pronunciamiento del Minambiente que podría afectar a uno de ellos.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad