Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2009 12:00:00 AM

‘La Gata’ golosa de la Alcaldía de Magangué

En un ambiente caldeado por denuncias de compra de votos, amenazas a los electores y la influencia de ‘la Gata’, el próximo domingo los magangueños se juegan el futuro de su municipio en las urnas.

Este domingo el municipio de Magangué, Bolívar, elegirá un nuevo alcalde en reemplazo de Anuar Arana Gechem, quien fue elegido en 2007 por el Movimiento Comunitario por la Restauración Social de Mangangué. La atípica elección se debe al hecho de que Arana hizo un contrato con el municipio, antes de resultar elegido, por lo cual fue inhabilitado para ejercer su cargo.

Desde el momento de la posesión de Gechem, este municipio ha vivido en un estado de ingobernabilidad, según dijeron a Semana.com varias fuentes. Su inhabilidad fue denunciada desde antes que fueran las elecciones y en febrero el Consejo de Estado anuló la elección.

Como muestra de la ingobernabilidad, en el transcurso de dos semanas, por ejemplo, hubo tres alcaldes provisionales en ese municipio. La situación ha sumido a Magangué en una inestabilidad institucional, que sumada a la influencia paramilitar y a la corrupción, explica su atraso.

Cinco candidatos se disputarán la Alcaldía: Hernando José Padauí, de Cambio Radical; Arcesio Pérez Bello, del Movimiento Apertura Liberal; Marcelo Torres del Polo Democrático; Yhony José Hernández, por el Movimiento Alas Equipo Colombia; y Héctor Julio Posso del Movimiento Alianza Social Indígena.
Estas elecciones generan una especial expectativa debido a que la política de este municipio, en un pasado no muy lejano, se vio asediada por paramilitares y tradicionalmente, por el clientelismo y la corrupción.

Uno de los episodios más nefastos fue cuando llegó a la Alcaldía, Jorge Luis Alfonso López, uno de los hijos de Enilse López, más conocida como 'la Gata'. Durante su administración (2004-2007) se impuso un modelo de cooptación de las instituciones y del erario, presuntamente apoyado por grupos paramilitares. Así, los puestos y los contratos pasaron a manos de sus amigos y familiares.

Además López es recordado por su presunta responsabilidad en el lavado activos, apropiación de dineros públicos (se presume que siete mil millones de pesos pasaron del sistema de salud a empresas de él y de su mamá) y por la violación a una menor (caso que precluyó por falta de pruebas).

Según varias denuncias, ‘la Gata’ ronda nuevamente estas elecciones. Aunque ella lo ha negado públicamente, en Magangué es un secreto a voces su apoyo a la candidatura de Arcesio Pérez, quien se lanzó por el mismo movimiento que le dio el aval a su hijo.

López, conocida también como la empresaria del chance en la Costa Caribe y oriunda de Magangué, fue absuelta de un proceso por lavado de activos y peculado. No obstante, la Fiscalía la investiga por su presunta responsabilidad en un homicidio, pero debido a su estado de salud, está protegida con una medida de libertad condicional.

El candidato Pérez, quien según dicen los magangueños es uno de los posibles ganadores junto a Padauí (de Cambio Radical) y a Torres (del Polo), fue uno de los concejales más fieles a la gestión de López.
 
Juego sucio

“Estas elecciones han estado empañadas por la campaña sucia entre los candidatos”, explicó a Semana.com Gabriel Garrido, coordinador de la Misión de Observación Electoral en Magangué, MOE, (organización que hace seguimiento a la campaña).

Artículos de prensa, panfletos y denuncias públicas sobre compra de votos y amenazas a los electores han signado el proceso electoral en Magangué.

El candidato Posso, de la Alianza Social Indígena, por ejemplo, radicó una denuncia ante la Fiscalía, de una supuesta amenaza de muerte enviada por un anónimo que le ordenaba que se retirara de la campaña.

En el mismo sentido, el candidato Torres denunció que habían llegado carros con dinero proveniente de las arcas de ‘la Gata’ para la compra de votos y el candidato Padauí ha dicho que los organizadores de la campaña de Apertura Liberal intimidan a los votantes con amenazas para que voten por su candidato.
 
Otra fue radicada por la comunidad del corregimiento La Ventura ante la Fiscalía. Según los moradores de ese corregimiento, integrantes de la campaña de Pérez les han dicho que si no votan por él, les quitan una motobomba con la cual extraen el agua. Esa motobomba fue instalada por Pérez.

Las garantías

Para estas elecciones la Registraduría implementará mayores controles en aras de garantizar la transparencia del proceso. Las medidas incluyen desde el aumento del personal, enviado desde Bogotá, hasta la utilización de un software para identificar a los votantes a través de tecnología digital.

Además, según contó a Semana.com el periodista Rodolfo Zambrano del diario Magangué Hoy, hay personal de la Fuerza Pública por todo el municipio, que tiene el objetivo de blindar las elecciones de la posible intromisión de grupos ilegales. “Estas son las elecciones más seguras de la historia”, dijo Zambrano.

Sin embargo, según los veedores electorales persiste la preocupación por la trashumancia y compra de votos. “Esta ha sido una práctica desafortunada en la política nuestra”, dijo Garrido coordinador de la MOE.

Fuentes de la región indicaron que hay un creciente movimiento civilista que se expresó en las elecciones pasadas, y que probablemente tendrá una gran influencia en los resultados del próximo domingo.

Los magangueños esperan que el candidato que gane, logre romper con la corrupción y la politiquería, paradigma de las administraciones de la región. Para esto tendrán la oportunidad de expresar en las urnas su deseo de cambio el próximo domingo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.