Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/12/2010 12:00:00 AM

Colombia y Venezuela: mediación dominicana no cesa

Los embajadores de Venezuela y República Dominicana se reunieron en Bogotá y, al parecer, aclararon malos entendidos para que la mediación del presidente Leonel Fernández, entre Colombia y Venezuela, se reestablezca.

El gobierno del presidente dominicano Leonel Fernández no claudica en sus intenciones de que Hugo Chávez y Álvaro Uribe se den la mano y en que, lo más pronto posible, normalicen sus relaciones que ya llevan más de siete meses en el congelador.

Tras una semana de ‘malos entendidos’, en los que el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, dejó plantado al presidente Fernández en Santo Domingo, y cuando parecía que este desplante significaría el abrupto fin de la mediación, la inesperada visita del embajador de Venezuela en Bogotá, Gustavo Márquez, a su par dominicano, Ángel Lockward, fue asumida como un síntoma de reapertura de la intermediación.

Gustavo Márquez Marín había presentado sus credenciales de embajador en enero de 2009. Seis meses después Hugo Chávez lo llamó a consultas cuando decidió congelar las relaciones con Colombia, a causa del acuerdo militar suscrito entre Bogotá y Washington para autorizar la operación controlada de militares estadounidenses en siete bases colombianas. Desde entonces, Márquez se encontraba en Caracas y nunca había retornado a su despacho en Bogotá.

Pero este jueves 11 de marzo Márquez viajó de urgencia a la capital colombiana. Desde el mismo aeropuerto Eldorado, se dirigió a la sede de la Embajada de República Dominicana, donde al parecer ya tenía pactado un “encuentro discreto” con el embajador del país caribeño, Ángel Lockward.

Aunque el lunes Lockward presentó su renuncia al presidente Fernández, ni el mandatario dominicano ni la Cancillería colombiana han dado respuesta a la carta de dimisión. Por eso, Lockward sigue al frente de sus tareas diplomáticas en la Embajada en Bogotá.

Márquez Marín y Lockward sostuvieron un almuerzo. Y aunque el embajador dominicano no quiso dar detalles de lo conversado, ha trascendido que el encuentro fue un “gesto gentil” entre los representantes de los gobiernos de Venezuela y República Dominicana en Bogotá, tal como lo calificaron algunos funcionarios diplomáticos.
Fuentes cercanas a los embajadores coincidieron en afirmar que “la comunicación está abierta” y que este sorpresivo encuentro podría significar “la reapertura” de la mediación que le fue encomendada al presidente Leonel Fernández entre los gobiernos de Colombia y Venezuela.

El desplante

Esta mediación, que fue propuesta en Cancún (México), sede de la más reciente XXI Cumbre de países del Grupo de Río, donde los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe tuvieron un cruce de palabras, había entrado en un estado de congelamiento cuando el canciller Nicolás Maduro no se reunió en Santo Domingo con el presidente Fernández, como estaba presupuestado.

Según reportaron agencias de prensa internacionales, el gobierno de Venezuela observaba con “preocupación” y “molestia” la “agenda unilateral de mediación” que había adelantado el presidente Leonel Fernández, y atribuyeron a ese malestar el hecho de que Maduro nunca hubiese llegado a Santo Domingo.

El pasado fin de semana, Fernández estuvo en Colombia donde dialogó con el presidente Álvaro Uribe y se reunió en Cúcuta con voceros de comerciantes y empresarios de la frontera, damnificados directos de las tensiones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela. Al parecer, esa primera diligencia motivó el malestar de Venezuela.

La reunión de los embajadores dominicano y venezolano en Bogotá es el primer contacto, a ese nivel, que se produce tras el señalado episodio y ha sido calificado por fuentes diplomáticas como uno de los primeros síntomas de reapertura de la mediación del presidente Fernández, quien insiste en ser el hombre que consiga que Chávez y Uribe vuelvan a estrechar sus manos.

Sería la segunda vez en conseguirlo. Todo el mundo recuerda cómo durante la XX Cumbre del Grupo de Río, celebrada en marzo de 2008 en la ciudad de Santo Domingo (República Dominicana), Fernández medió entre Uribe, Chávez y el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien –con el apoyo de su homólogo venezolano y otros mandatarios- llevó a la mesa del encuentro su molestia por el bombardeo colombiano a un campamento de las Farc en territorio ecuatoriano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.