Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/10/24 00:00

Fiscal colombiano: caso contra Morett no es político

El proceso en Colombia contra la estudiante mexicana Lucía Morett, sobreviviente de un ataque a un campamento de las FARC en Ecuador en 2008, es un asunto judicial sin motivaciones políticas, aseguró el sábado el fiscal general colombiano Guillermo Mendoza.

Fiscal colombiano: caso contra Morett no es político

El proceso en Colombia contra la estudiante mexicana Lucía Morett, sobreviviente de un ataque a un campamento de las FARC en Ecuador en 2008, es un asunto judicial sin motivaciones políticas, aseguró el sábado el fiscal general colombiano Guillermo Mendoza.

"Esto no es político, esto es judicial", dijo el fiscal a periodistas al término de una reunión ministerial antidrogas realizada en México.
 
Colombia ha acusado a Morett por tres delitos, entre ellos concierto para delinquir con fines terroristas, aunque no ha formalizado ninguna solicitud de extradición a México.

La defensa y los padres de Morett han señalado al gobierno de Colombia de realizar una persecución política en contra de la estudiante mexicana, quien a su juicio debe ser vista como una víctima de la incursión de las autoridades colombianas al campamento de las FARC el 1 de marzo de 2008.

Mendoza dijo que el caso contra la mexicana aún está en proceso y sólo si se "consolida" una prueba en su contra se podría pedir la extradición.

"Si ese proceso judicial llegara a consolidarse, porque se llegara a probar según estándares internacionales... tenemos la obligación legal y de compromiso de solicitar extradiciones, no (sólo) la de ella, (sino) de cualquier persona comprometida en actos contra el estado", señaló.

Añadió que "si la prueba no revela un delito contra Colombia, nosotros no podemos seguir procediendo".

Al insistirle cuándo podría ocurrir la solicitud de extradición, Mendoza dijo: "no puedo dar respuestas categóricas anticipadamente, porque serían juicios a priori".

En el ataque al campamento de las FARC en Ecuador murieron 25 personas, entre ellas Raúl Reyes, uno de los siete jefes de la guerrilla colombiana. También fallecieron cuatro estudiantes mexicanos.

Morett y dos colombianas fueron las únicas sobrevivientes conocidas de la incursión y tras recibir atención médica en Ecuador recibieron refugio en Nicaragua.

La joven mexicana regresó a México desde Nicaragua en diciembre.

Morett también es acusada en Ecuador, cuyo gobierno ya solicitó la extradición, aunque el gobierno mexicano devolvió el expediente para ampliar los elementos que sustentan la petición.

El diario mexicano Milenio, con base en un supuesto expediente de la justicia ecuatoriana, publicó a principios de octubre que Morett habría viajado al campamento para dar instrucción ideológica y política a miembros de las FARC, algo que la familia ha negado.
 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.