Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2010 12:00:00 AM

“Las revoluciones en este tiempo no se hacen ni con bala, ni con armas”: Evo Morales

El mandatario boliviano respaldó la UNASUR como mecanismo de mediación en el diferendo diplomático entre Colombia y Venezuela.

Este miércoles, al término de una reunión con el canciller venezolano, Nicolás Maduro, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, respaldó la propuesta de paz para Colombia formulada por el gobierno de Venezuela.

Maduro terminó su gira por los países de la región, horas antes de que comience la reunión extraordinaria de cancilleres de UNASUR que se celebrará en Quito para analizar la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela. La reunión fue programada luego de que Bogotá denunciara la supuesta presencia de guerrilleros en el país vecino. 

En una rueda de prensa, Morales enfatizó en que los insurgentes deben entender que las “revoluciones en este tiempo no se hacen con bala ni con armas, sino con votos”.

El presidente boliviano también adujo que “si no hay paz en Colombia, va a ser difícil garantizar una paz regional en Suramérica”.

El Presidente de Bolivia se refirió al acuerdo militar que permite el uso de bases militares en territorio colombiano a los Estados Unidos como “un instrumento de provocación a los países” que tienen una “revolución democrática”.

Además, Morales anunció David Choquehuanca, el canciller boliviano, pedirá al a Rafael Correa, que convoque a una reunión para debatir los problemas de la integración, una vez se posesione como mandatario en el Gobierno de Colombia, Juan Manuel Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.