Sábado, 21 de enero de 2017

| 2009/03/10 00:00

MinDefensa de Ecuador descarta reunión con Santos

Javier Ponce, jefe de la cartera de Defensa de Ecuador, espera que el recién creado Consejo de Seguridad de Unasur sirva para evitar violaciones a la soberanía de los países de América del Sur.

El Ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, dijo que esperaba que Unasur sirviera para que los gobiernos de la región encontraran consensos en medio de las tensiones.

Durante el Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericana de Naciones (Unasur), los ministros de Defensa de Ecuador, Javier Ponce y de Venezuela, Ramón Carrizález, descartaron encontrarse con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos.

En declaraciones a la prensa, Ponce dijo que "la política de extraterritorialidad de Colombia no cabe en un Consejo como este". El Ministro se refirió a las declaraciones del Ministro Santos, quien en días pasados defendió el derecho del gobierno colombiano a combatir a la guerrilla fuera de su territorio y a atacar a cualquier vecino dónde se perciba una amenaza a la seguridad.

Ponce descartó una posible reunión con Santos durante el Consejo de Seguridad que se lleva a cabo en Santiago de Chile, ya que la posición de su país frente a la violación de la soberanía territorial era pública. También dijo que la violación de la soberanía con fines preventivos era una vieja política del ex presidente estadounidense George Bush, "quien era muy cercano al gobierno colombiano".

El Ministro de defensa ecuatoriano dijo que esperaba que el Consejo de Seguridad, en el que participan los 12 países integrantes de Unasur, sirviera para que los gobiernos encontraran salidas a los conflictos. " Y sobre todo, que juegue un papel solidario frente a las irrupciones en la soberanía de nuestros países".

En el mismo sentido el Ministro de Defensa venezolano, Ramón Carrizález, defendió el derecho a la soberanía de cada país.

“Nuestros presidentes aprobaron como un principio la inviolabilidad del territorio, el respeto a la soberanía de los Estados, y todos los países lo están aprobando, incluso Colombia. Ese es uno de los principios dentro del estatuto del Consejo de Defensa Suramericano”, dijo Carrizález.

El ambiente

El encuentro se da en un ambiente caldeado por las declaraciones del ministro de Defensa colombiano, quien en días pasados justificó la irrupción de tropas colombianas, en territorio ecuatoriano para atacar el campamento de las Farc, en el que murió el jefe guerrillero Raúl Reyes.

Los gobiernos de Ecuador y Venezuela han rechazado con vehemencia esas declaraciones. Incluso, el jefe de Estado de Venezuela, Hugo Chávez llegó a decir que si la soberanía de su país era amenazada enviaría aviones Zucoy y tanques de guerra a la frontera. “Pero la soberanía, la dignidad de Venezuela no voy a permitir que se irrespete por nada del mundo", dijo Chávez.

Antes de su partida, el ministro Santos, quien pronto será aspirante a presidente de Colombia, dijo:"En la medida en que colaboremos todos los países, los únicos que van a sufrir son los delincuentes".

Santos tiene como propósito buscar el apoyo de los demás países para combatir el terrorismo, como lo hizo el presidente Uribe en el último encuentro de presidentes de ese organismo multilateral, en septiembre del año pasado. En ese encuentro, los países miembros respaldaron al presidente boliviano Evo Morales, cuyo gobierno enfrentaba un intento de golpe por parte de grupos autonomistas.

En esa reunión, en el Palacio de la Moneda en Chile, el presidente Uribe dijo: "De la misma forma que Colombia siempre reclama condenar la violencia terrorista que afecta a nuestro país, nosotros acudimos a condenar la violencia que maltrate a cualquier país hermano y democrático”. Con estas palabras el mandatario colombiano dio un paso de acercamiento a gobiernos de tendencias ideológicas disímiles, como el mismo gobierno boliviano, y pidió el respaldo a su política de seguridad.

Además de las declaraciones de Santos, el encuentro se da en medio del diferendo limítrofe entre Chile y Perú, luego de que el gobierno demandara el año pasado al Estado chileno ante la Corte Internacional de Justicia.

El encuentro de ministros, por tanto, promete un interesante debate sobre cuáles deben ser los mecanismos de cooperación para la seguridad regional, de ayuda humanitaria y de reducción de la desconfianza entre los gobiernos de los países, entre otros temas.

¿A qué juega Santos?

La participación del ministro Santos en el Consejo de Seguridad de Unasur está atada a los dos roles que cumple: el del pre candidato presidencial y el del representante del gobierno. Por esta razón el Ministro se jugará dos cartas importantes para la política interna y externa.

Para el profesor de Política de Seguridad y Defensa Nacional de la Universidad Externado de Colombia, Jairo Libreros el ministro Santos buscará defender la doctrina de la guerra preventiva, que contempla el derecho del gobierno a atacar a sus enemigos, incluso fuera de las fronteras.

“Ad portas de las campañas presidenciales, esta es una estrategia de posicionamiento en la política interna, pues en Colombia hay una marcado rechazo a los gobiernos de Ecuador y Venezuela. Así, Santos demuestra ser un competidor fuerte para las próximas elecciones”, dijo Libreros.

No obstante, es previsible que Santos no tenga éxito en su defensa a esa doctrina, por encontrarse entre una mayoría de ministros de gobiernos de izquierda que defienden la soberanía y porque el mismo presidente Uribe lo desautorizó para hablar de cómo deben ser las relaciones con otros países. Pero esta es la oportunidad para que el Ministro Santos ponga en la mesa, con mayor contundencia, la necesidad de la cooperación entre gobiernos para el intercambio de información de inteligencia. “Más, cuando hay indicios de guerrilleros que se refugian en otros países”, dijo Libreros.

Los temas de la agenda

“Es un escenario que tenemos orientado a la conversación, una plataforma de encuentro, de intercambio de experiencias y de planificación de actividades conjuntas". Así definió el Ministro de Defensa de Chile, José Goñi, en qué consiste el Consejo de defensa.
La agenda que abordarán los ministros incluye: la creación del Centro Suramericano de Estudios Estratégicos de Defensa. También se prevé la creación de un ejército pero sólo con fines humanitarios, es decir, para atender la emergencia surgida de catástrofes o desastres naturales.

La agenda propone la creación de un sistema de medición común del gasto militar. Este punto busca hacer más transparente la adquisición de armamento y así reducir el riesgo de amenaza. Según cifras del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, en los últimos 5 años, en Latinoamérica y el Caribe aumentó en un 91 por ciento el gasto militar.

Otro de los temas a analizar son los factores de riesgo y amenazas que puedan afectar la paz regional y mundial. En este punto hay una inquietud de los países de la región, y es en dónde va a quedar la base estadounidense de Manta, que hoy está en las costas ecuatorianas. La posibilidad de un traslado de la base a Colombia o a Perú no tiene un buen recibo entre los países con gobiernos de izquierda.

No obstante, según explicó a los medios el subsecretario chileno de Guerra, Gonzalo García, al comienzo del evento: “no hay ninguna materia que involucre cuestiones de seguridad, como narcotráfico, terrorismo o dimensiones del crimen organizado".

Sin Estados Unidos

Este es el primer consejo de seguridad de las naciones que integran Unasur, luego de que el 23 de mayo del año pasado los países miembros decidieran crearlo. En ese entonces el presidente Uribe, quien rechazó la presidencia pro témpore del organismo, dijo que no participaría del consejo por que Colombia sufría una amenaza terrorista. No obstante, en vísperas de la celebración del 20 de julio, en medio de la visita del presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula, a Colombia, Uribe anunció el ingreso al Consejo.

La creación del Consejo fue una iniciativa de Lula en aras de que los países de la región contaran con un mecanismo de defensa supranacional, al margen de la influencia estadounidense. La propuesta surgió tras el conflicto diplomático en que derivó el ataque de tropas colombianas a un campamento de las Farc que estaba en territorio ecuatoriano. Entonces, varios líderes regionales respaldaron su nacimiento. Desde el principio se descartó la propuesta, que hizo Chávez, de que fuera un Ejército de seguridad.

Para el analista Libreros, la creación de este mecanismo es una provocación a la política de Estados Unidos. Según él, la consolidación de varios liderazgos de izquierda que buscan perpetuarse en el poder como lo son los casos de Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador y Morales en Bolivia, representan una amenaza para los intereses del país norteamericano.

No así lo cree la analista internacional Sandra Borda, quien argumentó que con la creación de Unasur “los demás países de la región ayudan a reducir el nivel de amenaza, que pueda significar Venezuela para Estados Unidos”. Según ella, el gobierno de Obama, “que es un gobierno de cambios, ve con buenos ojos que los países en Latinoamérica puedan resolver sus problemas autónomamente y prefiere delegar en Brasil la función de policía”.

Los países que integran Unasur son: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Perú, Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela,


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.